Vivendi sale de ‘números rojos’ con unas ganancias de 405 millones y planea dividir el grupo en 4 cotizadas

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

El conglomerado francés de ocio y comunicación Vivendi, poseedor del 11,8% del grupo Prisa, logró un beneficio neto atribuido de 405 millones de euros en 2023, frente a las pérdidas de 1.010 millones de euros registradas en el ejercicio anterior, según los resultados presentados por la compañía este jueves, en los que también se detalla que el consorcio está evaluando la posibilidad de dividirse en cuatro firmas cotizadas.

Vivendi facturó 10.510 millones de euros en 2023, lo que supone un 9,53% más que los 9.595 millones de euros del curso anterior, mientras que su beneficio neto de explotación (Ebit) se situó en 847 millones de euros, es decir, un 11,3% más en términos interanuales.

En cuanto a los ingresos, la mayoría procedieron de Canal+, que facturó 6.058 millones de euros en 2023 (+3,2% interanual), mientras que el volumen de negocio de Lagardère fue de 670 millones de euros, el de Havas se situó en 2.872 millones de euros (+3,9%) y el de Gameloft en 311 millones de euros (-3%).

- Publicidad-

“La estrategia de transformación e internacionalización que venimos aplicando desde hace varios años está detrás de los resultados tan sólidos que presentamos hoy. Esta estrategia ha permitido a nuestras principales actividades convertirse en líderes de sus sectores, más ágiles y preparadas para emprender una nueva fase de su desarrollo”, ha destacado el presidente del consejo de supervisión de Vivendi, Yannick Bolloré.

DIVISIÓN EN CUATRO EMPRESAS COTIZADAS

El directivo también ha afirmado que la compañía sigue evaluando el proyecto de escisión de la empresa en cuatro firmas cotizadas, una intención que ya fue comunicada el pasado diciembre.

“Continúa el estudio de la viabilidad de un proyecto de escisión de la empresa en cuatro entidades cotizadas (…). De salir adelante, este proyecto crearía valor para todas las partes interesadas del grupo y permitiría la creación de ‘pure players’ independientes dotados de los recursos humanos y la agilidad financiera necesarios, capaces de impulsar su propia trayectoria de crecimiento en un contexto internacional marcado por numerosas oportunidades de inversión”, ha resaltado.

En concreto, las cotizadas en las que se dividiría la compañía serían el grupo de televisión de pago Canal+, la agencia de publicidad Havas, su división editorial –que incluye Lagardère– y un vehículo de inversión que engloba participaciones en Universal Music y Telecom Italia, según una información publicada por Bloomberg.

La multinacional gala apuntó el pasado diciembre que desde la colocación para la salida a Bolsa de Universal Music Group en 2021 “ha soportado un descuento de conglomerado significativamente alto”, reduciendo sustancialmente su valoración y limitando así su capacidad para llevar a cabo transacciones externas para impulsar el crecimiento de sus filiales.

De tal modo, para aprovechar plenamente el potencial de desarrollo de todas sus actividades, el consejo de administración de Vivendi propuso al consejo de supervisión explorar la viabilidad de un proyecto para dividir la empresa en varias entidades cotizadas.

noticias relacionadas.