(AM) Ribera defiende que no sea España ni su consumidor quien asuma el coste de un nuevo gasoducto con Francia

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

La vicepresidenta para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha defendido este jueves en el Congreso que la “reivindicación” del Gobierno ante las autoridades europeas y el resto de socios “es que no sea el contribuyente” ni “el consumidor de gas español” el que asuma el coste de una nueva interconexión con Francia, en caso de reactivarse el proyecto paralizado del gasoducto Midcat.

Ante la exigencia del portavoz energético del PP, Juan Diego Requena, de reanudar este proyecto, Ribera ha señalado que “el consumidor español paga su seguridad de suministro de gas enormemente cara”, al haber sufragado en materia de infraestructuras con “un tercio de la capacidad de regasificación de toda Europa”.

“Por eso, en esa visión europeísta de solidaridad con las demás, la pregunta es quién paga una interconexión para garantizar la seguridad de suministro del centro y del norte de Europa. Nuestra reivindicación es que no sea el contribuyente ni el consumidor de gas español”, ha subrayado.

EL PP LE ACUSA

Todo ello tras una intervención en la que el diputado ‘popular’ le ha acusado de convertir a Rusia en “proveedor principal de petróleo y gas” a España. Así, ha asegurado que desde 2018 se han multiplicado por tres las importaciones de petróleo ruso y las importaciones de gas a este país alcanzan el 11% cuando antes no existían.

Además de exigir que impulse la interconexión gasística con Francia, Requena ha pedido a la vicepresidenta tercera activar la hoja de ruta del biogás, la reapertura de la regasificadora de El Musel y la extensión de la vida operativa de las centrales nucleares. “No son tiempos fáciles, pero usted los ha empeorado”, ha espetado el diputado del PP, instando a actuar para que España “no caiga en la irrelevancia” y lleve al “desprecio en Europa y en el mundo” del país.

Asimismo, ha acusado a Ribera de “esconder” un informe de Asuntos Exteriores “que dice que España puede ser la solución al gas ruso y a la suficiencia energética europea”, de ser responsable del “fracaso descomunal” del cierre del gasoducto del Magreb y le ha preguntado “si sigue defendiendo que el gas no es una energía útil para la transición energética”.

NINGÚN PAÍS COMPRA O VENDE GAS, SON LAS EMPRESAS

Invitándole a leer los planes energéticos del Gobierno que reconocen un “papel central” del gas en la descarbonización de la economía en el período de transición, Ribera ha explicado que “no es el Gobierno de un país europeo el que compra o vende gas, sino las empresas privadas”, y que la función del Gobierno es “facilitar una buena relación, equilibrio y diversificación” en estas compras.

En este sentido, ha destacado que la política energética de España permite “estar menos expuestos al gas ruso”, pero que en todo caso la situación invita a “acelerar la transición energética”, algo para lo que ha pedido al PP “respaldar y cerrar filas” con el Gobierno.

Finalmente, ante las críticas del diputado ‘popular’ sobre las políticas europeas, ha recordado el reconocimiento de la Comisión por mecanismos de control de precios y las críticas por la bancada de la oposición que tildaron medidas similares como “injerencia impresentable” y “sin ningún escrúpulo”.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.