ÁVIT-A, de Grupo Avintia, reduce en un 80% las incidencias postventa

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

ÁVIT-A, el sistema integral de construcción industrializada de Grupo Avintia, permitirá disminuir el número y la magnitud de las incidencias postventa que suelen generarse tras la entrega de un inmueble hasta en un 80%.

La plataforma defiende así facilitar y acelerar la resolución de problemas, tanto en inmuebles destinado al alquiler como a la compra, y en general las tareas de mantenimiento del edificio, debido a la monitorización y trazabilidad de los proyectos.

Así lo indica el director general de Avintia Industrial, José Ignacio Esteban, división que ha desarrollado e impulsado ÁVIT-A, que nace con el objetivo de lograr que casi el 100% de los elementos del proyecto constructivo sean industrializados, es decir, lleguen a la obra listos para ser ensamblados o vengan integrados en la estructura de fábrica.

En este sentido, la planificación y la estandarización se erigen como dos de las claves de la construcción ‘offsite’, ya que los procesos industrializados traen consigo una mayor eficiencia al reducir hasta en un 30% los plazos de entrega, pero también la optimización de las tareas de gestión de mantenimiento de las viviendas y edificios, contribuyendo a incrementar las ratios de rentabilidad de los activos inmobiliarios y la calidad de vida de los usuarios finales.

“La industrialización es patente desde que se conceptualiza y diseña un proyecto hasta que se entrega al usuario final, con el mantenimiento posterior que un inmueble conlleva. Nosotros, desde Grupo Avintia, hemos querido llevar la industrialización a su máxima potencia, de ahí que hayamos creado ÁVIT-A, una nueva forma de entender la construcción que es posible gracias la convergencia de las principales marcas del sector”, afirma Esteban.

De esta forma, Saint Gobain, Schneider Electric, Kömmerling, Wallex, Daikin, Orona, LG, Baxi, Jacob Delafon, Aclimar/A360, Soler & Palau, Sika, Aldes, Gerflor, RIB e ILOQ son los socios que forman este ecosistema de I+D+i cuyas sinergias permiten reducir costes, plazos, siniestralidad laboral, generación de residuos e impacto en el medioambiente, entre otros beneficios, al concentrarse un porcentaje cada vez mayor del proceso constructivo en fábrica.

CONSTRUCCIÓN INDUSTRIALIZADA

Gracias a la precisión que permite la industrialización, este sistema de trabajo consigue mantener las características para las que cada elemento ha sido concebido sin perder la calidad y las prestaciones en las diferentes fases del proceso constructivo.

Así, Grupo Avintia señala que la calidad que ofrece la construcción industrializada, junto con la normalización de los procesos, facilita el mantenimiento predictivo de los elementos que configuran las edificaciones.

Por otra parte, introducir la digitalización con todos los parámetros del proyecto y el cruce de información (big data) permite conocer la obsolescencia de estos elementos y responder “con mayor rapidez y precisión” en términos de tiempo y forma a las incidencias que puedan surgir, así como evitar problemas mayores durante la vida útil del inmueble.

Además de esto, el sistema ÁVIT-A, con su ecosistema de ‘partners’, permite asegurar el stock de producto en cada proyecto concreto, sin tener que improvisar sobre la marcha cambiando la calidad del proyecto diseñado, gracias al cambio en los procesos de compra y al compromiso con la calidad de todos los integrantes del sistema.

En ese sentido, José Ignacio Esteban remarca que “la mayor calidad y certidumbre de los proyectos gracias un control estricto de los elementos y recursos del producto final, así como de los procesos en fábrica, es posible gracias a la progresiva industrialización de la construcción, algo que no sería posible si en ÁVIT-A no contásemos con las soluciones y prestaciones de marcas de reconocido prestigio en los diferentes sectores, en los que son líderes”.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.