Bruselas dice que no se alcanzarán las previsiones económicas este año, pero descarta una recesión

El comisario de Economía, Paolo Gentiloni, ha detallado este lunes que no espera que se alcancen los niveles de crecimiento económico previstos para la zona euro este año a causa del impacto de la guerra de Ucrania en los países europeos.

“El impacto está ahí, es muy pronto para estimar cuánto pero no alcanzaremos el nivel de crecimiento que habíamos previsto”, ha señalado el Gentiloni ante la prensa a su entrada a la reunión del Eurogrupo que tiene lugar el Luxemburgo.

El comisario económico ha descartado que el escenario sea de recesión porque, si bien ha reconocido que la inflación se encuentra en niveles muy altos, ha recordado que existen programas de inversión común y que hay margen para reducir el crecimiento.

Una postura que también ha compartido El vicepresidente económico de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, que ha indicado que el crecimiento económico europeo se ralentizará aunque no derivará en una recesión.

En línea con el de la Comisión Europea y el Banco Central Europeo, en línea con el de la Comisión Europea y el Banco Central Europeo también ha descartado que la guerra de Ucrania pueda poner en riesgo la recuperación económica tras la pandemia, si bien ha reconocido que podría ralentizarla.

CORTAR EL GAS RUSO

Dombrovskis ha señalado que la UE dará “pasos más ambiciosos” en lo que respecta a las sanciones para responder al ataque de Bucha para “detener la guerra y sus atrocidades” y ha expuesto que todas las sanciones están siendo consideradas y siguen sobre la mesa, en relación al gas, al petróleo y al carbón ruso.

No parece haber consenso entre los Estados miembros a la hora de afrontar sanciones a los combustibles fósiles y al gas ruso ya que el ministro de Finanzas austriaco,Magnus Brunner, se ha mostrado contrario a incluir en este sector entre las sanciones al considerar que “todas las sanciones que nos afecten más que a los rusos no serán buenas para nosotros”.

Por su parte, el ministro de Finanzas alemán, Christian Lindner, ha expuesto que en este momento “no es posible cortar el suministro de gas”. En este sentido ha pedido “tiempo” para reducir la dependencia del gas ruso y diferenciar “entre petróleo, carbón y gas”, a la hora de aplicar sanciones.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.