Díaz aboga por poner la calidad empresarial, el trabajo digno y la igualdad en el centro del modelo económico

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha apuntado que la calidad empresarial, el trabajo digno y la igualdad deben situarse en el centro del modelo económico y laboral español.

Así lo ha señalado durante su intervención en el foro ‘Wake up! Spain’ organizado por El Español-Invertia, en el que ha resaltado que «el trabajo decente no es solo un derecho social, sino que es garantía de excelencia empresarial y de responsabilidad social de las empresas».

Desde su punto de vista, la precariedad es la principal amenaza a la que se enfrenta el trabajo digno actualmente en España y esta «perpetúa una competitividad perversa y de corto recorrido, que es la basada en la devaluación de costes laborales».

«La precariedad, lo hemos visto, sabotea la inversión en formación continua, incrementa los riesgos laborales e impide, en definitiva, el avance hacia el empleo de calidad, particularmente de las personas más vulnerables», según Díaz, que ha apuntado que, por ello, «la lucha contra la precariedad forma parte esencial de los planes de recuperación y transformación».

Durante su discurso, la vicepresidenta ha puesto en valor lo necesaria que es la igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres en el ámbito empresarial y ha remarcado que «cuidar no puede ser dejar de trabajar».

Por otro lado, Díaz ha apuntado que la cuestión del tiempo laboral va a ser «uno de los temas fundamentales del mundo del trabajo en los próximos años».

«Hace ya tiempo que en nuestras empresas se ha implantado un modelo de trabajo a medida, en el que se ha normalizado, en su forma más extrema, el concepto de disponibilidad, sin que muchas veces seamos ni siquiera conscientes de ello», ha criticado la ministra.

En esta línea, ha recordado que el tiempo de disponibilidad «es tiempo de trabajo» y este «debe ser reconocido», porque «el tiempo de trabajo es un tema de salud».

«Hoy nuestro reto es asegurar que la digitalización asegure la salud integral de las personas trabajadoras, que no incremente el riesgo psicosocial, que respete su tiempo y su intimidad y que también establezca mecanismos de socialización y de acción sindical, particularmente en el caso del trabajo a distancia», ha dejado claro.

La ministra también ha puesto en valor el trabajo del diálogo social y ha dicho que debe seguir siendo «un elemento fundamental» en la recuperación. «Estamos en condiciones de realizar aportaciones constructivas y de jugar un papel relevante en la reconstrucción europea», según Díaz.

Por último, ha subrayado la necesidad de configurar marcos de relaciones laborales de «calidad», «que aseguren una sana competencia entre empresas que no gravite en torno a la devaluación de costes laborales», y de asegurar trabajos dignos para todas las personas, «incluyendo por supuesto las personas jóvenes, que deben ser prioritarias en las políticas activas de empleo, con experiencias formativas de calidad y dando pasos en la dirección contraria a la precariedad».

noticias relacionadas.

- Publicidad -

top stories.