El Govern catalán espera flexibilidad en el bono de alquiler para jóvenes según necesidades territoriales

BARCELONA, 18 (EUROPA PRESS)

La consellera de Derechos Sociales de la Generalitat, Violant Cervera, ha afirmado que espera que el convenio bilateral para gestionar el bono de alquiler para jóvenes regulado este martes por el Gobierno permita flexibilizar y adaptar las medidas a las necesidades territoriales de Cataluña.

La consellera ha ejemplificado que los 250 euros que prevé el subsidio no son lo mismo en la ciudad de Barcelona que en un pueblo del Pallars Sobirà (Lleida), en declaraciones tras una visita en los terrenos de Mataró (Barcelona) donde la Generalitat invertirá 7,68 millones de euros para construir 60 viviendas de alquiler social.

Desde la Generalitat esperan que el convenio con el Gobierno no sea una “encomienda de gestión” y que textualmente no les utilicen como gestoría, sino que en cierto modo puedan repartir este dinero según necesidades territoriales y según las necesidades de los jóvenes que viven en lugares diversos.

Con todo, Cervera ha celebrado la medida porque “cualquier ayuda es bienvenida”, especialmente para las personas más jóvenes, que forman parte de las áreas de trabajo de la Conselleria, ha recordado Cervera.

Además, la titular de Derechos Sociales ha defendido que otro de los retos de su departamento es –en sus palabras– luchar contra la despoblación: “Tenemos que hacer compatibles todas estas ayudas con estos grandes objetivos que tenemos como país”, ha zanjado.

60 VIVIENDAS SOCIALES

En Mataró, el Govern invertirá 7,58 millones en la construcción de cuatro futuras promociones con un total de 60 viviendas de alquiler “asequible”, cuya administración irá a cargo de la Agència de l’Habitatge de Catalunya, según ha detallado el departamento en un comunicado.

Se trata de viviendas de dos y tres habitaciones, locales comerciales en la planta baja y aparcamiento en la planta subterránea en parcelas cedidas por el Institut Català del Sòl (Incasòl), ente que ya ha convocado el concurso para la redacción del proyecto arquitectónico y prevé empezar las obras en 2024 con una duración aproximada de 24 meses.

En su visita, Cervera ha destacado el cambio de modelo y la apuesta del Ejecutivo catalán por el alquiler social, por lo que pretenden alcanzar un parque público de vivienda “asimilable a la media europea” y alcanzar un porcentaje del 7% del total destinado a este tipo de alquiler.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.