El ‘Plan 2050’ apuesta por duplicar la tasa de actividad de los mayores de 64 años del 5% al 11% en 2050

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

El plan ‘España 2050’ apuesta por duplicar la tasa de actividad de los mayores de 64 años desde el 5% actual al 11% en 2050 y situar la de la población que tiene entre 55 y 65 años en el 67%, frente al 62% actual.

Para aumentar sustancialmente la participación laboral y social de las personas en edades avanzadas, teniendo en cuenta las diferencias en salud de la población, el plan aboga por avanzar progresivamente hacia la simplificación y adaptación de las figuras de jubilación anticipada, parcial, flexible y activa para mejorar la compatibilización entre pensión y trabajo.

Para ello, ve necesario tener en cuenta el balance entre el aumento de la oferta de trabajo y la contención de los costes financieros para el sistema de Seguridad Social.

De hecho, cree que una forma de lograrlo sería potenciando la jubilación activa, mejorando el porcentaje de la pensión disfrutada durante la fase laboral, actualizando la pensión al final del período de compatibilización o estableciendo incentivos específicos para las empresas empleadoras.

También insta a desarrollar programas integrales de retención y reincorporación de trabajadores senior, que incorporen elementos de reciclaje, actualización y modernización dentro de la empresa.

La reincorporación, por su parte, debe basarse en una transformación de las competencias de aquellas personas que no pueden continuar en los trabajos que venían desempeñando, bien sea por motivos de salud o por la excesiva carga física que llevan aparejados.

“Un aspecto clave en estos programas integrales será la adecuación tanto de los horarios como de la jornada laboral a las condiciones físicas y psíquicas de esta plantilla senior”, según el texto ‘España 2050’, presentado este jueves por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Por otro lado, propone crear programas para la preparación de las transiciones desde la vida laboral a la jubilación a partir de servicios de orientación individualizada, implementar campañas que impulsen el cambio de percepción sobre la vejez, apoyar el emprendimiento senior o generar espacios y programas donde las personas mayores puedan mantener y fomentar una ciudadanía activa.

LA ESPERANZA DE VIDA SEGUIRÁ AUMENTANDO

El documento dice que todo apunta a que el efecto disruptivo de la pandemia sobre la esperanza de vida en España será coyuntural y que esta seguirá aumentando en las próximas décadas sin mostrar señales de estancamiento.

“La introducción de innovaciones sanitarias y de mejoras adicionales en los hábitos de vida retrasarán más las causas de mortalidad tradicionales y harán que la población española viva aún más años”, dice, tras señalar que se estima que la esperanza de vida al nacer aumente en 3,8 años para los hombres y 3,1 para las mujeres de aquí a 2050, alcanzando casi los 85 y 90 años, respectivamente.

El documento asegura que España perderá 3,7 millones de personas en edad de trabajar (16-64 años) en las próximas tres décadas, una caída del 12% respecto a la situación actual, que se producirá, sobre todo, a partir de 2030.

Además, en ausencia de un incremento significativo de la tasa de empleo y de la productividad, “esta disminución de la población en edad de trabajar se traducirá en una reducción del crecimiento económico y de la renta per cápita de España”.

Para neutralizar este efecto demográfico, el texto recomienda corregir las deficiencias estructurales del mercado laboral, “en aras de elevar la tasa de empleo agregada hasta los niveles de los países europeos más avanzados”; relanzar la productividad laboral a través de una apuesta decidida por la educación y formación a lo largo de la vida.

Por otro lado, se inclina por lograr una mejor adaptación del ciclo laboral al ciclo vital aprovechando “más y mejor” los conocimientos y habilidades de la población más senior.

Además, destaca que todo apunta a que el ciclo laboral se irá modificando, de forma heterogénea y flexible para adaptarse al incremento de la esperanza de vida, lo que “acarreará ventajas importantes tanto para la población en edad avanzada como para el conjunto del país”.

INCREMENTO PROGRESIVO DE LA EDAD DE JUBILACIÓN

“España ya ha establecido un incremento progresivo de la edad legal de jubilación hasta los 67 años en 2027. Aunque no es un umbral bajo en el contexto europeo, constituye un límite estático que puede quedar obsoleto a medida que aumente la longevidad”, dice el documento.

En esta línea, ve probable que se produzca un aumento progresivo de las tasas de participación en el mercado de trabajo de las cohortes de edades más avanzadas.

“Si lográramos equiparar las tasas de actividad de la población entre 55 y 74 años a las que tienen países como Suecia, Dinamarca o Reino Unido, España ganaría 1,6 millones de personas activas, lo que ayudaría enormemente a mitigar los impactos negativos s que la caída de la fuerza laboral en edades intermedias tendrá sobre el crecimiento económico, así como a sostener nuestro estado de bienestar”, dice el Plan.

Para aumentar las tasas de participación de mayores de 55 años habrá que adecuar los trabajos futuros a las capacidades e intereses de los trabajadores senior, crear mecanismos fiscales y salariales que permitan adaptar, flexibilizar y fomentar la participación en el mercado laboral de las cohortes mayores y romper estereotipos dando a conocer que quien trabaja y a quien emplea que la situación física de una persona de 70 años es similar a la de una de 65 años.

AUMENTO DEL GASTO EN PENSIONES

Por otro lado, también tiene en cuenta que el aumento de la longevidad acentuará el reto de la sostenibilidad del sistema público de pensiones. En 2050, por cada persona mayor de 64 años habrá 1,7 personas en edad de trabajar, frente a las 3,4 actuales.

Según el Plan, la clave para la sostenibilidad no está exclusivamente en el gasto, sino en la relación que ha de existir entre el gasto y los ingresos, “siendo ahí donde emergen las mayores incertidumbres”.

“El sistema de pensiones español habrá de superar el triple desafío de fortalecer la sostenibilidad financiera, proporcionar ingresos adecuados en la jubilación, y garantizar la equidad intergeneracional”, según el texto.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

top stories.