ERC y Compromís discrepan de Podemos y defienden una gestión autonómica de las ayudas a empresas en riesgo

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

Esquerra Republicana y Compromís han reivindicado este martes en el Congreso que la línea de ayudas directas a las empresas en la que trabaja el Gobierno de coalición sea gestionado por las comunidades autónomas, en contra de lo planteado por Unidas Podemos, que busca un acceso homogéneo a estos fondos y una tutela de los mismos por parte del Ejecutivo.

«Cuando pedimos que las comunidades autónomas estén dentro de los espacios de decisión no es nacionalismo, es pura eficiencia», ha reivindicado el portavoz parlamentario de ERC, Gabriel Rufián, apostillando que estas administraciones conocen «mucho mejor el territorio que quien está dentro de un despacho de un Ministerio o de Moncloa».

«No coincidimos en la postura de Podemos, las distancias cortas permiten más eficacia a la hora de repartir», ha secundado su homólogo en Compromís, Joan Baldoví, que ha puesto el ejemplo del ingreso mínimo vital (IMV), con el que la Administración central «se reservó la gestión y ha sido un proceso manifiestamente mejorable». «Las comunidades autónomas tienen que tener un papel fundamental», ha apostillado.

QUE LAS AYUDAS Y LOS FONDOS NO SE LOS REPARTA EL IBEX

Además de argumentar una mayor eficacia a la hora de gestionar estas ayudas, ambas formaciones han reclamado que estas ayudas no acaben siendo «un botín para que se lo reparta el Ibex», tal y como ha dicho Rufián, al igual que en los fondos europeos que lleguen a través del Plan de Recuperación.

El portavoz de ERC ha recordado, sobre la gestión de estas ayudas y de los fondos, que en una de las prórrogas del estado de alarma en la primera fase de la pandemia «ya se empezó a hablar de la corresponsabilidad de este tipo de ayudas».

«Lo estamos hablando, pero todo cuesta con un Gobierno aparentemente muy progresista, el más progresista de la historia, pero que le cuesta coger el teléfono y llamar a una formación de izquierda para estas cosas», ha lamentado.

Para Baldoví, «el porcentaje de ayudas directas debe de ser el mayor» ya que, ha asegurado, «los autónomos y las pymes están esperando ayudas directas que les permitan llegar al final de la crisis y poder seguir con vida».

En este sentido, ha reclamado que los fondos «lleguen al verdadero tejido productivo de este país, que son los autónomos y las pymes». «Si acaban quedándoselo todo o gran parte las empresas del Ibex, habremos hecho un mal trabajo a la hora de repartir estos fondos», ha dicho.

A LA ESPERA DEL PLAN DE AYUDAS DIRECTAS

El Gobierno contemplaba este martes la aprobación de esta línea de ayudas anunciada por Pedro Sánchez hace ya dos semanas, algo que ahora se espera para el viernes en un Consejo de Ministros extraordinario.

Sin embargo, el Ejecutivo aún no ha concretado cómo se gestionarán estos fondos, ni tampoco qué peso tendrán las exigidas ayudas directas para compensar costes fijos y pérdidas de las empresas más afectadas por la crisis provocada por la pandemia de Covid-19 y sus restricciones.

Diversas informaciones publicadas en medios apuntan a que, de los 11.000 millones anunciados por Sánchez, 5.000 millones irían a ayudas directas a las empresas, 1.000 millones para la capitalización de sociedades y otros 5.000 millones para reestructuraciones de deuda.

Las exigencias de Unidas Podemos planteadas para ese decreto ley que debe aprobar el Ministerio de Asuntos Económicos de Nadia Calviño es que, al menos, se dediquen 8.000 millones en ayudas directas, sujetas a condiciones como el mantenimiento del empleo o una tributación por ingresos reales, y no limitarlas a sectores determinados.

noticias relacionadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

top stories.