Herrero (AIReF) descarta una “gran revisión” del PIB de 2024, pero duda sobre el objetivo de déficit del 3%

Alerta de que el déficit y la deuda se estabilizarán por encima de las exigencias de la UE y pide una estrategia integral

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

La presidenta de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), Cristina Herrero, no espera una “gran revisión” del crecimiento económico en 2024, pese a la “sorpresa” del avance del PIB en 2023, si bien ha mostrado sus dudas sobre que España pueda alcanzar el objetivo del 3% que se ha marcado el Gobierno para el déficit público este año.

“Así como en la parte macro, de la composición del crecimiento de 2023 no cabe esperar que hagamos una gran revisión del crecimiento del 2024, en la parte fiscal sí tendremos que ver si la previsión del 3%, ahora con lo que sabemos, es realista o no”, ha apuntado en el foro ‘Looking at the future’, organizado por EY.

- Publicidad-

La AIReF volverá a pronunciarse en abril sobre la situación macroeconómica y fiscal del país –ante la remisión del programa de estabilidad a Bruselas por parte del Gobierno– y estas perspectivas estarán marcadas por un cierre de 2023 que, en términos de PIB (2,5%), ha superado las expectativas.

Las previsiones que maneja la AIReF desde hace meses es que el PIB en 2024 crezca un 1,7%. Pese a esta “sorpresa” en el crecimiento de 2023, Herrero no ve “tan claro” que este impulso pueda suponer una revisión al alza de las previsiones de crecimiento de 2024.

En el plano fiscal, aún está pendiente de publicación los datos de cierre de déficit del año 2023, que la AIReF mantiene en el 4,1% y el Gobierno ligeramente por debajo, en el 3,9%. Lo que sí se prevé por parte de la autoridad independiente es que haya alguna recomposición a nivel de subsector, en la medida en que todo apunta a que las comunidades autónomas hayan cerrado el año 2023 peor de lo previsto.

Para 2024, Herrero ha recordado que la institución aseguró en octubre que era posible alcanzar el déficit del 3% del PIB planteado por el Gobierno, lo que cumpliría con la disciplina fiscal europea.

No obstante, la AIReF realizó esta afirmación bajo dos supuestos: el primero pasaba por que, al término de la vigencia en diciembre del 2023, de las medidas que estaban establecidas estas no se prorrogasen y no se aprobasen otras nuevas. Y el segundo, que las administraciones territoriales no agotaran el margen que les daba la evolución tan positiva que tendrán los recursos del sistema de financiación en 2024.

Pero ante un escenario que ha cambiado, con prórroga parcial de medidas, la AIReF duda cuándo se alcanzará este 3% y ha advertido de que, en ausencia de medidas adicionales, el déficit se estabilizaría a medio plazo ligeramente por encima del 3%, en torno al 3,2%.

ESTRATEGIA INTEGRAL PARA LOGRAR UNA SENDA DE REDUCCIÓN DE DEUDA

Pero para la presidenta de la AIReF, el gran reto que afronta España, en un contexto de reactivación de las reglas fiscales europeas, es ser capaces de elaborar una estrategia integral con la finalidad de que la deuda pueda situarse en una senda sostenida de reducción, ya que ahora mismo “tiende a estabilizarse por encima del 100%”. “Y esto no es porque lo exija Europa, es que nos lo exige la propia situación de las finanzas públicas”, ha insistido Herrero.

La AIReF ha proyectado para 2024 una disminución en la ratio de deuda de 1,4 puntos del PIB sobre el nivel registrado en 2023, que situaría la ratio en el 106,3% a finales del ejercicio, misma previsión que maneja el Ejecutivo y en el rango de las últimas estimaciones del FMI (104,7%) y la Comisión Europea (106,5%).

Pero la previsión no es que solo se estabilice la deuda por encima del 100%, sino que la proyección es que a finales de esta década –sin medidas adicionales– es que la deuda siga una senda ascendente como consecuencia del impacto del envejecimiento de la población en el gasto público.

Así, la responsable de la AIReF ha puesto en duda que, al contrario de lo que ha sucedido estos años tras la pandemia, el crecimiento económico vaya a ser suficiente en el futuro para seguir colocando esta senda descendente de la deuda sin tocar las finanzas públicas y sin realizar ningún tipo de ajuste.

Herrero ha recordado que ya en septiembre de este año España debe presentar a Bruselas un plan fiscal estructural en principio a cuatro años, del 2025 a 2028, –también puede solicitarse a siete años si se cumplen requisitos de inversión– que coloque la deuda en una senda descendente durante, al menos, los diez años siguientes.

“A nadie se nos escapa que el plan que tengamos que presentar, que desde luego va a requerir la adopción de ajustes durante cuatro o siete años, compromete la actuación pública durante los próximos años y, por ello, requiere y tiene que exigir responsabilidades a todos los niveles de las Administraciones públicas y, desde luego, al Ejecutivo y al Legislativo”, ha remarcado Herrero.

La AIReF viene realizando ejercicios para ilustrar el ajuste que resultaría necesario abordar ante las nuevas reglas fiscales europeas. En este sentido, de acuerdo a las proyecciones macro-fiscales del Plan Presupuestario de octubre de 2023, un ajuste lineal anual de 0,64 puntos de PIB durante el periodo 2025-2028, hasta un total de 2,56 puntos acumulados, cumpliría con los requisitos del nuevo marco.

Asimismo, repasó el papel que desempeñarán las Instituciones Fiscales Independientes (IFIs), que actuarán como nexo entre el marco europeo y nacional, contribuyendo a mejorar la transparencia y el debate con sus análisis.

DEVALUACIÓN DE LA IMPORTANCIA DE LOS PRESUPUESTOS

Herrero ha advertido este miércoles de que, desde hace varios años, España asiste a una cierta devaluación de la importancia del Presupuesto, remarcando que se trata de un documento tiene un papel de primera magnitud para la política fiscal y la rendición de cuentas.

“El Presupuesto es un documento importantísimo de instrumentación de la política fiscal y un documento importantísimo a efectos de la rendición de cuentas y control que los parlamentos nacionales y autonómicos tienen que ejercer sobre la actuación del Gobierno”, ha reiterado Herrero.

La presidenta de la Autoridad Independiente considera que se debería reformar el proceso presupuestario, que implicaría la modificación de tres o cuatro artículos de la ley general presupuestaria.

En concreto, la AIReF ha instado a trabajar el ámbito de los marcos presupuestarios plurianuales. Además, cree que es necesario que haya unos ajustes que te permitan conciliar la contabilidad presupuestaria y la contabilidad nacional.

“Los documentos que se remiten a Bruselas y que están expresados en Contabilidad Nacional son un acto de fe. No puedes ver si eso está sustentado en unos presupuestos que muchas veces no contienen medidas que se aprueban o se anuncian en plena transición parlamentaria. Eso no puede ser”, ha criticado.

También Herrero ha recomendado incluir una previsión realista de cierre de ingresos y gastos del año anterior y mejorar la información de riesgos fiscales a corto, medio y largo plazo.

noticias relacionadas.