La CNMC aprueba con compromisos la compra de activos médicos del grupo B. Braun por parte de BSC

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha autorizado con compromisos la compra de activos de terapia de vacío endoscópica (EVT, por sus siglas en inglés) del Grupo B. Braun por parte de Boston Scientific Corporation (BSC), según ha informado este jueves el organismo presidido por Cani Fernández.

En concreto, BSC ha comprado productos fabricados por B. Braun (Endo-Sponge, Eso-Sponge y Endo-Sponge Fistula), y sus respectivos recambios y accesorios, utilizados para tratar fugas anastomóticas y perforaciones en el tracto gastrointestinal superior y en la zona colorrectal.

Competencia ha explicado que la compra de estos activos afecta al mercado de desarrollo, fabricación y comercialización de dispositivos médicos de terapia de vacío endoscópica, que permiten drenar secreciones, cerrar la fístula y reducir la inflamación.

- Publicidad-

La CNMC también ha detallado que se trata de un mercado con “fuertes perspectivas” de crecimiento, recordando que, hasta 2022, B. Braun era el único operador que comercializaba un dispositivo EVT en España.

Así, el organismo presidido por Cani Fernández ha explicado que ese año –2022–, los activos EVT adquiridos por BSC tenían una cuota de mercado de entre el 90% y 100 %, subrayando que a finales de 2023, entró un nuevo competidor en el mercado y que “en un futuro próximo, se prevén dos potenciales competidores”.

Por su parte, la CNMC ha comentado que la operación no da lugar a solapamientos horizontales ni verticales, aunque sí ha detectado “riesgos de efectos cartera”, derivados de la existencia de determinadas prácticas de vinculación en la compra de dispositivos de endoscopia en hospitales públicos y privados.

En concreto, estos efectos cartera representan una “importante barrera de entrada y de expansión de los competidores, ya que dificultan significativamente su capacidad de competir en el mercado”, ha manifestado Competencia.

En este sentido, la CNMC ha considerado que los compromisos propuestos por BSC son “suficientes” para solucionar los problemas de competencia detectados, aunque ha manifestado que deberá cumplirlos durante cinco años.

Con todo, el organismo ha detallado que los compromisos pasan por no vincular la compra pública o privada de productos EVT con la de otros dispositivos de endoscopia que tenga en cartera y, BSC, por tanto, tampoco podrá participar en procedimientos en los que deba presentar ofertas conjuntas o vinculadas, al tiempo que tendrá que informar a sus clientes (hospitales públicos y privados) del contenido y alcance de los compromisos.

noticias relacionadas.

- Publicidad -