La demanda eléctrica cayó un 3,5% en septiembre, aunque los ciclos lideraron la generación con un 33%

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

La demanda eléctrica nacional registró el pasado mes de septiembre un descenso del 3,5% con respecto al mismo mes del año anterior una vez descontados los efectos de temperatura y laboralidad.

En términos brutos, se estima una demanda de 20.427 gigavatios hora (GWh), un 2,7% inferior a la del noveno mes del año pasado, según datos de Red Eléctrica de España.

De esta manera, el comportamiento de la demanda eléctrica en septiembre confirma la tendencia de descenso observada también en el mes de agosto, cuando se empezó a aplicar el plan de ahorro energético, impulsado por el Gobierno para hacer frente a la crisis energética.

- Publicidad-

Así, en los nueve primeros meses de este año, según datos provisionales, una vez corregida la influencia del calendario y las temperaturas, la demanda es un 2,1% inferior a la registrada en el año anterior.

En el mes de septiembre, y según datos estimados a día de hoy, la generación procedente de fuentes de energía renovable representó el 37,2% de la producción. El 58,2% de la producción eléctrica procedió de tecnologías que no emiten CO2 equivalente.

Por su parte, la generación de origen eólico en septiembre fue de 4.186 gigavatios hora (GWh) y supuso el 17,6% del total, con un incremento del 29,6% respecto a septiembre del año.

En el caso de la solar fotovoltaica, con 2.637 GWh anotados en septiembre, incrementó su producción un 37,3% respecto a la del año pasado, alcanzado una cuota del 11,1% del total, mientras que la generación hidráulica descendió un 14,2% con respecto a septiembre de 2021 debido a la ausencia de precipitaciones.

No obstante, la generación que más aportó al ‘mix’ energético en septiembre fue, un mes más, los ciclos combinados de gas natural, con el 33,2% del total y también se convierte en la tecnología con más peso en lo que va de año, con el 24,8%; por delante de eólica (20,8%) y nuclear (20,2%).

En agosto entró en vigor, en la segunda semana del mes, el plan de ahorro energético del Gobierno para reducir el consumo. España tiene el compromiso con Bruselas de reducir en algo menos de un 7% su consumo de gas de forma voluntaria entre el 1 de agosto de 2022 y el 31 de marzo de 2023, respecto a la media de consumo de los últimos cinco años.

CAE UN 4,1% EN EL SISTEMA PENINSULAR.

En el sistema eléctrico peninsular, la demanda de septiembre bajó un 4,1%, con respecto a septiembre de 2021 teniendo en cuenta los efectos de laboralidad y las temperaturas (19.059 GWh, un 3,2% menos que la registrada en el mismo mes de 2021 en términos brutos).

Así, a nivel peninsular se confirma también la tendencia de descenso de la demanda que se observaba el pasado mes de agosto. En los nueve primeros meses de 2022, una vez corregida la influencia de ambos factores, la demanda es un 2,8% inferior a la registrada en el mismo periodo del año anterior.

Durante este mes y según datos estimados a día de hoy, el 38,5% de la generación peninsular fue de origen renovable y el 60,7% procedió de tecnologías que no emiten CO2 equivalente.

Por su parte, la eólica registró 4.059 GWh y aportó el 18% de la electricidad, mientras que la solar fotovoltaica, con un 11,5% del ‘mix’, ha aumentado su producción un 37,4% respecto al mismo mes del año anterior, hasta los 2.586 GWh.

SUBE UN 9,5% EN BALEARES Y UN 2% EN CANARIAS.

Mientras, en las Islas Baleares, la demanda de energía eléctrica el pasado mes se estimó en 595.452 megavatios hora (MWh), un 9,5% superior a la registrada en septiembre de 2021.

Según datos provisionales, si se tienen en cuenta los efectos del calendario y las temperaturas, el aumento se situó en el 11,7% con respecto al ejercicio anterior.

Este verano, la demanda eléctrica en Baleares ha experimentado un incremento del 16,7% en julio respecto a julio del año pasado y un 15% en agosto respecto al mismo mes de 2021. Tomando en cuenta los factores de temperatura y calendario, los incrementos fueron de 15,7% y 17,4%.

En cuanto a la generación, el ciclo combinado, con un 73,9% de la energía producida en Baleares, fue la primera fuente de las islas en septiembre. Así, la energía renovable y sin emisiones de CO2 equivalente generada en la comunidad balear representa un 7,2% del total. Además, durante este mes, el enlace submarino entre la Península y Mallorca contribuyó a cubrir el 11,7% de la demanda eléctrica balear.

Por su parte, en el archipiélago canario, la demanda de energía eléctrica se situó en 738.773 MWh, un 2% superior a la registrada en septiembre del año pasado. Si se tienen en cuenta los efectos del calendario y las temperaturas, la demanda aumenta un 1,8% respecto al año anterior.

La demanda eléctrica había registrado un incremento del 7,8% en julio y del 4% en agosto, siempre en comparación con los mismos meses de 2021. Descontando los efectos del calendario y temperaturas los aumentos fueron de 6,7% en julio y 3,5% en agosto.

En cuanto a la generación eléctrica en Canarias, también el ciclo combinado, con un 41,1% del total, fue la primera fuente en el mes de septiembre. Así, las renovables y tecnologías libres de emisiones representaron el 21,1% de la producción, siendo la aportación de la eólica de un 17,2%.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.