Los centros de datos de Interxion facturaron casi 43 millones en 2020 en España

La compañía busca oportunidades para expandirse en Barcelona

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

La empresa de centros de datos Interxion facturó el pasado año 43 millones de euros en España y aspira a seguir creciendo en el país con nuevas instalaciones, como su nuevo centro de datos en Madrid, que espera que esté operativo a finales de 2022 y en el que invertirá 235 millones de euros.

El director general de Interxion en España, Robert Assink, ha subrayado en una entrevista con Europa Press que la cantidad de la inversión respecto a los ingresos anuales da una idea de la “intensividad” de capital del negocio de los centros de datos.

“Invertimos mucho dinero frente a la facturación, pero esta inversión de hoy produce muchos ingresos en el futuro”, ha recalcado.

La omnipresencia de la digitalización sobrevenida con la pandemia del coronavirus ha convertido a los centros de datos en unas de las estrellas del mercado de infraestructuras, sin embargo, Interxion lleva más de 20 años operando en España.

La compañía, que el pasado marzo cerró su integración con la norteamericana Digital Realty, planea abrir su cuarto centro en Madrid el próximo año en plena euforia inversora en el sector.

Sin embargo, Assink explica que esto no ha sido siempre así, ya que inicialmente Interxion salió a bolsa en Estados Unidos porque el acceso a financiación era más fácil pasado el Atlántico que en Europa, ya que se comprendía mejor el modelo de negocio.

“En el caso de España, ahora todo el mundo que tiene dinero quiere invertir en centros de datos”, ha apuntado el directivo, que asegura recibir correos y llamadas todas las semanas de inversores que buscan asesoramiento o están interesados en el sector.

UN LARGO CAMINO

Para llegar al punto actual, Interxion ha tenido que sobrevivir a varias crisis, como la de la burbuja de las ‘puntocom’ o la crisis financiera.

Paradójicamente, en el caso de la filial española, Assink ha subrayado que esas crisis fueron periodos de crecimiento para la firma: la de las ‘puntocom’ porque no había verdaderos gigantes tecnológicos en España y la de 2008 porque se beneficiaron de la externalización de servicios por parte del Ibex 35.

En sus inicios, Interxion tuvo como principales clientes a las operadoras de telecomunicación, pero después se ha ido ampliando la variedad a un ritmo acelerado con bancos, empresas de videojuegos como Steam o buscadores como Google y las plataformas de streaming.

“En el MAD1 tardamos más o menos 12 años en vender toda la capacidad, en el MAD2 tardamos seis años, el MAD3 ahora lleva abierto dos años y posiblemente en menos de tres esté todo vendido, y ahora estamos construyendo el 4, que lo abriremos a final del año que viene y que es cinco veces más grande que el tercero que abrimos hace dos años”, ilustra Assink.

En concreto, el cuarto centro de datos contará con 15.000 metros cuadrados de espacio y 30 MW de potencia.

Entre las principales fortalezas del negocio se encuentra la interconexión entre compañías instaladas en el mismo centro de datos.

El directivo precisa que entre los aproximadamente 400 clientes que la empresa tiene en Madrid hay unas 10.000 conexiones y que este vector de negocio es cada vez más importante, porque genera un alto valor añadido en un sector en donde el 20% de los clientes reportan el 80% de los ingresos.

Por ello, Assink asegura que no venden espacio “al primero que entra por la puerta”, sino a quien puede aprovechar el ecosistema generado por Interxion, algo que también demandan sus clientes.

Entre las peticiones de estos también está un consumo de energía sostenible, ya que los centros de datos utilizan mucha electricidad para funcionar y refrigerarse.

Interxion consume el 100% de su energía procedente de fuertes renovables y renueva periódicamente sus mecanismos de refrigeración por otros más eficientes. PLANES DE FUTURO

Tras su integración en Digital Realty, la compañía cuenta con casi 300 centros de datos en el mundo y aspira a seguir incrementando la cifra.

Para ello, Assink señala que invertirán 1.000 millones de dólares (850 millones de euros al cambio actual) en la región EMEA (Europa, Oriente Próximo y África).

En ese plan, España ocupa un lugar destacado como ‘hub’ de datos para el Sur de Europa con Madrid como centro receptor de inversiones, aunque la compañía explora oportunidades para abrir un centro en Barcelona.

La popularización del 5G y la explosión de los datos generados será un nuevo vector de negocio para Interxion, pese a que Assink reconoce que aún no se conoce cuál será la aplicación definitiva del 5G.

No obstante, sí que señala que desde Madrid se puede dar a toda la Península servicio con una latencia máxima de seis milisegundos, pero que hay servicios que requerirán una tardanza incluso menor con lo que los centros de datos podrían ir extendiéndose por otras ciudades españolas.

La compañía ha elaborado varios informes en el que se destaca el potencial de la Península como punto de conexión de infraestructuras digitales y en especial de Madrid, que cuenta por sí misma con una cuarta parte de todos los centros de datos del sur de Europa.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.