Marruecos quiere importar gas a través de España para hacer frente a la crisis energética

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

Marruecos pretende aliviar sus necesidades energéticas, agravadas por las tensiones diplomáticas con Argelia, mediante la descarga en plantas regasificadoras españolas de gas natural licuado (GNL) adquirido en los mercados internacionales para su posterior canalización hacia el reino alauita, según informa la agencia ‘Bloomberg’.

El Ministerio de Transición Ecológica de España confirmó a la agencia que Marruecos ha pedido ayuda para garantizar su seguridad energética y España “ha respondido positivamente a la solicitud”.

“Marruecos podrá adquirir GNL en los mercados internacionales, descargarlo en una planta de regasificación en España y utilizar el gasoducto del Magreb para enviarlo a su territorio”, respondió.

De su lado, la ministra de Transición Energética y Desarrollo Sostenible de Marruecos, Leila Benali, dijo a Bloomberg en una entrevista que Rabat quiere firmar acuerdos de al menos cincoaños para garantizarse el suministro de GNL, para lo que a principios de enero invitó a un grupo de operadores a presentar ofertas.

“Les dijimos: Pueden suministrar lo antes posible, ya sea en febrero o marzo, en este puerto en un país vecino y podemos llevarlo a Marruecos”, dijo Benali, añadiendo que los cargamentos podrían enviarse directamente a Marruecos una vez que el país tenga una terminal flotante para importar GNL, la primera de las cuales estará en el puerto de Mohammedia.

EL PAPEL DE ENAGÁS

Para que el plan de importar gas hacia Marruecos a través de España siga adelante, el operador de red español Enagás, en el que el Gobierno español mantiene una participación del 5%, necesitaría firmar un acuerdo de interconexión con el país norteafricano.

Marruecos consume alrededor de 1.000 millones de metros cúbicos de gas al año y entre el 60% y el 80% del abastecimiento fluía a través del gasoducto argelino hacia dos centrales eléctricas marroquíes. Sin embargo, a causa de una disputa con Marruecos, Argelia decidió detener los flujos de gas a través del gasoducto Magreb-Europa, que llega a España a través de Marruecos.

Si bien España aún puede obtener gas argelino a través de un enlace separado conocido como Medgaz y mediante el uso de barcos de GNL, Marruecos se enfrenta al riesgo de escasez de combustible.

En este sentido, Benali admite que, si bien las importaciones de GNL serían más caras que el gas procedente de Argelia, esta prima merece la pena con el objetivo de mantener la producción de energía y garantizar la seguridad energética de Marruecos.

Asimismo, la ministra marroquí destacó el impulso de su país a las energías renovables, que permite a Marruecos contar desde 2020 con más energía eólica que cualquier otro país de Oriente Próximo y África del Norte, según la Agencia Internacional de Energía Renovable, con sede en Abu Dhabi.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.