Reino Unido retira a todos los países de la ‘lista roja’, incluido Sudáfrica, pero mantiene el test negativo

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

El Gobierno británico ha decidido retirar a los once países que figuraban en su ‘lista roja’ de viajes desde este miércoles, pero mantendrá la obligación de presentar un test negativo de Covid-19 para todos los viajeros que lleguen al país.

En concreto, salen de la lista Angola, Botsuana, Esuatini, Lesoto, Malaui, Mozambique, Namibia, Nigeria, Sudáfrica, Zambia y Zimbabue.

La ‘lista roja’ se reintrodujo a finales de noviembre como medida de precaución ante la existencia de la variante ómicron. No obstante, el ministro de Salud, Sajid Javid, ha indicado que la mutación se propaga tan rápido que normas de este tipo no tienen mucho sentido. “Ahora hay transmisión comunitaria de la ómicron en Reino Unido”, ha recordado.

Estas medidas se unen a la aprobada hace unas semanas, y es que volvió a ser también obligatorio para todos los viajeros someterse a una prueba PCR a los dos días de haber regresado a Reino Unido.

El ministro de Justicia de Reino Unido, Dominic Raab, ha defendido que las restricciones impuestas por la pandemia de Covid-19 permitirán a la ciudadanía británica disfrutar de la Navidad.

El Gobierno británico endureció las restricciones en Inglaterra la semana pasada. Así, impuso la vuelta del teletrabajo o la obligatoriedad del certificado de vacunación para acceder a ciertas instalaciones, medidas previstas en lo que la Administración de Boris Johnson llama su ‘Plan B’, que presentó en septiembre por si la situación empeoraba.

Según ha defendido Raab en declaraciones radiofónicas recogidas por la prensa británica, el ‘Plan B’ será “suficiente” para la época navideña, al tiempo que ha rechazado hablar de futuras restricciones para abordar la variante ómicron del SARS-CoV-2.

“El hecho es que vamos a pasar la Navidad con la posibilidad de estar con nuestros seres queridos de una manera que era imposible el año pasado”, ha incidido.

PRIMERA MUERTE POR LA VARIANTE ÓMICRON

El primer ministro, Boris Johnson, confirmó el lunes la muerte de una persona infectada con la variante ómicron del coronavirus, anticipo de unas semanas en las que el propio Gobierno teme que haya considerablemente más contagios y más fallecimientos debido a la pandemia de Covid-19.

El primer ministro declaró el domingo el nivel 4 de emergencia por la variante ómicron y anunció que toda la población inglesa de más de 18 años podrá solicitar ponerse la dosis de refuerzo de la vacuna contra la Covid-19 antes de fin de año. El nivel 4 refleja un “alto nivel de contagios”.

El Ministerio de Salud de Reino Unido ha constatado este martes 59.610 nuevos contagios de Covid-19 y 150 nuevos fallecimientos, que han elevado los totales hasta 10.932.545 y 146.627, respectivamente.

El cuanto a la vacunación, hasta este martes el 81,4% de la población cuenta con el esquema completo de vacunación contra la Covid-19, mientras que el 41,9% ya han recibido la dosis de refuerzo del suero.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.