UGT celebra desde mañana su 43 Congreso, en el que Álvarez será reelegido secretario general

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

La Unión General de Trabajadores (UGT) celebrará desde mañana hasta el jueves su 43 Congreso Confederal, en el que Pepe Álvarez optará a la reelección para un segundo mandato de cuatro años.

Esta cita, que tendría que haberse celebrado en noviembre de 2020 y que se vio pospuesta a mayo por la pandemia, se celebrará fuera de Madrid por segunda ocasión en la historia del sindicato. El lugar elegido será Valencia y el lema del Congreso será ‘REDvolución 6.0, un nuevo contrato social y medioambiental’.

Al 43 Congreso Confederal, que tendrá lugar en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Valencia, asistirán 800 delegados, divididos en 25 delegaciones, de los que el 60% participarán en representación de las distintas federaciones sectoriales de UGT y el 40%, de las uniones de comunidad autónoma. En total, estos delegados representan a más de 941.000 afiliados a UGT.

El Congreso Confederal es el órgano supremo de UGT y tiene como objetivo establecer las líneas generales de la política sindical de la organización, analizar la gestión de los órganos confederales, establecer las normas de funcionamiento del sindicato y elegir los miembros que compondrán la Ejecutiva, entre otros órganos.

SÁNCHEZ, DÍAZ Y ÁBALOS, ENTRE LOS ASISTENTES

Por motivos de seguridad frente al Covid, el número de invitados y asistentes al Congreso se ha reducido.

A la jornada de inauguración de mañana asistirán el alcalde de Valencia, Joan Ribó; el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi; el secretario general de CCOO, Unai Sordo; el presidente de la CES, Laurent Berger; el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, y la vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, entre otros.

El miércoles está prevista la intervención del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, mientras que en el acto de clausura, que se celebrará el jueves, intervendrán, entre otros, la presidenta del PSOE, Cristina Narbona; el secretario general del Partido Comunista; Enrique Santiago; el director General de la OIT, Guy Ryder, y el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig.

Por cuarta vez en democracia, en este Congreso se debatirá una modificación de la imagen corporativa del sindicato, en la que se buscará ensalzar las siglas de la UGT y en las que se baraja añadir el apellido ‘Trabajadoras’.

En paralelo a las actividades del Congreso Confederal, este lunes ha arrancado lo que UGT ha denominado ‘Congreso Social’, con distintos actos y actividades culturales, entre ellas una exposición de carteles históricos de salud laboral, un ciclo sobre cine obrero, una obra de teatro y una exposición de Gallego & Rey sobre la trayectoria de UGT.

PEPE ÁLVAREZ SERÁ REELEGIDO

El actual líder de UGT, nacido en marzo de 1956 en la localidad asturiana de Belmonte de Miranda, será reelegido como secretario general del sindicato por cuatro años más en el 43 Congreso.

Álvarez fue designado por primera vez para esta responsabilidad en marzo de 2016, sustituyendo en el cargo a Cándido Méndez, que llevaba ya 22 años como secretario general de UGT.

En aquel año, la candidatura de Álvarez se enfrentó a la presentada por Miguel Ángel Cilleros. Ganó Álvarez por un estrecho margen (obtuvo el 51,1% de los votos).

En esta ocasión, el actual líder de UGT llega al 43 Congreso como único candidato a la Secretaría General y después de haber conseguido en su primer mandato una reducción importante de las estructuras de UGT.

LA SEMANA LABORAL DE 32 HORAS, A DEBATE EN EL CONGRESO

El programa de acción de UGT para el 43 Congreso, al que ha tenido acceso Europa Press, se articula en torno a seis ejes: crear empleo y recuperar derechos; avanzar hacia una economía sostenible; garantizar el Estado del Bienestar; combatir las desigualdades de género; políticas migratorias y políticas en el área internacional.

Dentro del primer apartado, el sindicato propone sancionar las contrataciones en fraude de ley y dar indemnizaciones legales para el trabajador, así como reformular las bonificaciones a la contratación, eliminar las modalidades contractuales y los incentivos a la contratación de jóvenes, y crear una fiscalía especializada en delitos contra los derechos de los trabajadores.

Asimismo, plantea revisar las ayudas al autoempleo, como la tarifa plana de los autónomos; ampliar el ámbito funcional de los convenios para incluir a los trabajadores de plataformas; dar protección por desempleo a las trabajadoras del hogar familiar, y establecer una cotización a las empresas por los contratos temporales que sufrague el mayor gasto en prestaciones por desempleo.

En el ámbito fiscal, UGT aboga por implantar nuevos sistemas recaudatorios a las empresas que sustituyan trabajadores por las nuevas tecnologías; crear un impuesto para las viviendas vacías de las entidades financieras, Socimi y fondos de capital riesgo; establecer un tipo impositivo ampliado en el IVA de bienes de lujo, aplicar uno reducido a la cultura, productos higiénicos de primera necesidad y servicios esenciales, pasar a un IVA superreducido a alimentos que ahora están en el tipo reducido, y eliminar exenciones en este impuesto a la sanidad y educación privadas.

En el IRPF, plantea que las rentas de capital tributen igual que las del trabajo, eliminar la estimación objetiva y revisar reducciones y deducciones, mientras que en Sociedades apuesta por limitar al máximo las exenciones, bonificaciones y deducciones, garantizar un tipo mínimo y modificar el régimen de las Sicav y las Socimi. En el caso de Sucesiones y Donaciones, pide subirlos y fijar criterios mínimos comunes para toda España.

En su programa, UGT propone además reformar la Constitución para establecer un suelo de gasto social, que no se vea afectado por las reglas de limitación del déficit público; transformar el bono social energético en uno universal; incrementar las prestaciones por hijo a cargo; seguir tramitando la propuesta legislativa que hizo con CCOO para implantar una prestación de ingresos mínimos, y establecer por ley una protección especial frente al despido y la extinción del contrato en los supuestos de solicitud del derecho a adaptarse la jornada para hacer efectiva la conciliación.

Otras propuestas del sindicato pasan por considerar como tiempo trabajado las excedencias por cuidado de hijos y familiares a efectos de prestaciones de la Seguridad Social y computar 360 días completos de cotización por cada parto para aquellas mujeres que necesiten cumplir o mejorar el periodo de cotización para el cálculo de pensiones de jubilación o incapacidad permanente.

Durante este Congreso, UGT también debatirá la implantación de la semana laboral de 32 horas, que el sindicato cree que podría financiarse con una parte de los fondos europeos de reconstrucción.

El programa de acción de UGT para este Congreso contempla además la introducción en el ordenamiento jurídico de una penalización para aquellas empresas que no cumplan las subidas salariales pactadas en convenios colectivos.

Asimismo, pretende que se restrinjan los casos en las que las empresas pueden descolgarse de los salarios pactados en la negociación colectiva e incluir en los convenios “fórmulas imaginativas” para limitar los abanicos retributivos en las empresas, de forma que ningún trabajador pueda ganar más de un determinado número de veces lo que el que menos gana.

Otra propuesta que formará parte del programa de acción de este Congreso pasa por incorporar un nuevo artículo en el Código Penal para recoger el delito de abuso laboral si existe mala fe por parte del empresario o si se beneficia de situaciones de vulnerabilidad de sus trabajadores.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

top stories.