(A)Banco de España dice que la revisión a la baja del PIB será de “unas décimas” y no duda de la recuperación

Gavilán cree que la política fiscal debe seguir ayudando a completar la recuperación, pero de forma “focalizada” para apoyar a los más afectados

BILBAO, 31 (EUROPA PRESS)

El Banco de España ha afirmado que la revisión a la baja de la economía española para 2022 que realizará en junio será únicamente de “unas décimas” y en ninguna de su previsiones se “pone en duda” la recuperación de España que “se consolida”.

Así lo ha trasladado este martes el director general de Economía y Estadística del Banco de España, Ángel Gavilán, que ha presentado en Bilbao el informe anual de este organismo correspondiente a 2021.

- Publicidad-

Gavilán ha recordado que en diciembre 2021 apuntaban que la recuperación iba a continuar en España, pero llegó la guerra en Ucrania y les llevó a revisar a la baja las previsiones del PIB y al alza las de inflación.

Según ha apuntado, los datos que se han ido conociendo, sobre todo, los del PIB del primer trimestre de este año, les llevan a que en dos o tres semanas anunciarán una revisión a la baja “en unas décimas” de la previsión realizada, que era de un crecimiento del PIB de la economía española del 4,5%. Ha explicado que todavía no pueden concretar cuál será la nueva previsión y que “una décima arriba o abajo” es “insignificante”.

Ángel Gavilán ha añadido que, de esta manera, reflejarán la “sorpresa negativa” del primer trimestre, donde la actividad se desaceleró “de forma más intensa de lo que se esperaba”. No obstante, ha afirmado que debería “calar un mensaje” y es que, en todas sus previsiones, “no se pone en duda” la senda de recuperación de la economía española que “se consolida” y seguirá siendo “gradual”. Por lo tanto, esa recuperación “no está en cuestión”, si no hay “perturbaciones negativas adicionales”.

Precisamente, ha subrayado que, en su informe anual, se recogía que la recuperación en España había ido avanzando de forma gradual, pero “incompleta” y, de hecho, ha insistido en que los datos de este primer trimestre del año evidencian que el país “no se ha llegado a recuperar” de la pandemia. Esa recuperación “incompleta” en cuanto a actividad ha sido, además, “muy desigual” por sectores, hogares y empresas.

En cambio, en el empleo sí se constata en España un mayor grado de dinamismo, en parte, según ha apuntado, por algunas de las medidas del Gobierno como los ERTE. La asimetría existente también se evidencia por comunidades y, en el caso de Euskadi, con mayor peso en la industria, el empleo está ya “cuatro puntos porcentuales por encima del nivel precrisis”.

IMPACTO RUSIA

Asimismo, en relación al análisis que han elaborado sobre el impacto que tendría para la economía española un corte de los flujos comerciales con Rusia, Gavilán ha afirmado que el impacto sería menor que en el promedio de la UE y menor que en países como Alemania o Italia, dado que la exposición de la economía española a este país es “menos intensa” que en otras economías del entorno.

No obstante, ha reconocido que España, por “canales indirectos” también se vería afectada, en la medida en que sí lo están economías del entorno y cree que se podrían producir problemas de alza de precios o de cuellos de botella “adicionales”.

En concreto, estiman que si se da un corte en el suministro de materias primas energéticas, podría restar entre ocho décimas y hasta 1,4 puntos de PIB español, mientras que en la UE podría ser entre 2,5 y 4,2 puntos porcentuales. “El impacto sería menos intenso en España que en el resto de la UE, pero sería apreciable”, ha asegurado

Gavilán ha indicado que en el Estado el impacto mayor vendría si se adoptan medidas sobre el gas, no tanto sobre el petróleo y, entre los sectores más afectados, serían los más intensivos del uso de la energía, el del transporte o la industria química.

Por otra parte, ha afirmado que la política fiscal tiene que seguir ayudando a completar la recuperación, pero de forma “focalizada” para centrarse en los colectivos más afectados por la crisis, evitando generalizar las medidas, que, a su juicio, deben ser temporales.

Igualmente, ha manifestado que, en estos momentos, dada la actual incertidumbre, no hace falta hacer ya un plan de consolidación fiscal, pero “ello no quiere decir que no lo tengas que diseñar o ir anunciando de forma temprana” para que se genere una “mayor certidumbre” y pensando en los “inversores que miran a España”.

También ha aludido a la inflación señalando que desde el Banco de España se tiene que monitorizar la situación, sobre todo, en el medio plazo, y estar atentos para no entrar en una espiral inflacionista. En esta coyuntura de alza de precios, ha asegurado que esta pérdida de renta que se está produciendo hay que “repartirla entre todos los agentes” y, por ello, cree que es preciso alcanzar un pacto de rentas que “minimice los efectos de segunda vuelta”.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.