Almunia pide mantener los fondos UE más allá de 2026 para no haber hecho un esfuerzo “inacabado”

Cree que serán necesarios para acometer retos como la reconstrucción de Ucrania, captar recursos financieros o la ampliación de la UE

BILBAO, 15 (EUROPA PRESS)

El exvicepresidente de la Comisión Europea, el socialista Joaquín Almunia, ha pedido mantener los fondos ‘Next Generation EU’ más allá de 2026 porque, de no hacerlo, “se habrá hecho un esfuerzo inacabado”, ya que hay que afrontar retos como la reconstrucción de Ucrania, la ampliación de la Unión Europea o captar recursos financieros, manteniendo la mutualización de la deuda, en mejores condiciones”.

Almunia, que fue vicepresidente de la Comisión Europea entre 2010 y 2014, ha realizado estas declaraciones este miércoles en Bilbao durante la charla sobre ‘La gobernanza económica de la zona euro: los desafíos para Euskadi’ que ha ofrecido en la Cámara de Comercio de la capital vizcaína.

- Publicidad-

En su intervención, Almunia ha puesto dos pegas a los fondos de la UE impulsados durante la pandemia. Por un lado, que no hay financiados proyectos comunes a escala europea, sino que todos son proyectos nacionales que no tienen por qué casar ni producir las sinergias necesarias entre los socios miembros.

En segundo lugar, y sobre todo, la incertidumbre sobre si habrá unos nuevos fondos de recuperación, ya que, si con los primeros se adoptó una decisión “muy importante y valiente para generar recursos”, si estos fondos no siguen, no va a ser un esfuerzo baldío, ni mucho menos, pero sí un esfuerzo inacabado”.

En su opinión, las necesidades europeas de recursos para los próximos años e incluso décadas, “no paran en cumplir con los grandes objetivos fijados en el Plan 2.1 si no que hay que acometer nuevos retos, como la reconstrucción de Ucrania, que nos va a caer a nosotros porque somos sus candidatos y el esfuerzo económico va a ser enorme porque hay que reconstruir un país”.

Igualmente, habrá que acometer la ampliación de la Unión Europea, ya que hay ya 9 o 10 nuevos países candidatos y eso requiere unos fondos para políticas de cohesión y de modernización de las estructuras productivas de esos países mucho mayores de los que puede hoy abordar el presupuesto de la Unión Europea, que no llega al 1% del PIB europeo”. “Cada vez hay más obligaciones y más compromisos que van a recaer sobre las políticas comunes”, ha advertido.

Finalmente, ha apuntado a un incremento en el gasto en Defensa, sobre todo, ha advertido, si el año que viene gana Donald Trump y vuelve a ser presidente estadounidense.

MUTUALIZACIÓN DE LA DEUDA

En este punto, ha deseado que se mantengan aspectos como la mutualización de la deuda que se alcanzó con los ‘Next Generation’, pero si se da frenazo al paso que se dio en 2020 y que concluye teóricamente en 2026, “tendremos mucha menos capacidad de captar recursos públicos con la garantía mancomunada porque, si no todos los países de la Unión Europea tenemos el mismo músculo económico y financiero, si vamos todos juntos, podemos tomar prestado en muchas mejores condiciones”.

Cuestionado en este sentido por si considera que la flexibilidad de las reglas fiscales, que concluye a finales de este año, acarreará sanciones para los países incumplidores, Almunia ha dicho que no se van a aplicar porque son de “imposible aplicación hasta que no entren en vigor las nuevas reglas” que se están ahora negociando. “Nadie, ni siquiera el más alemán de los alemanes ortodoxos, cree que esas reglas sean posibles, incluso para la propia Alemania”, ha dicho.

En este punto, ha considerado que el acuerdo político para la aprobación de las nuevas reglas fiscales puede estar cerca, antes de finales de este año, que luego se trasladará al debate jurídico.

Almunia ha dicho echar en falta en las reglas fiscales un instrumento para dar coherencia a escala de la zona euro a la política fiscal de los países miembros y ha añadido que, a su juicio, “no está completada la arquitectura de la UE porque falta la unión bancaria y falta mucho todavía para una unión de mercados de capitales digna de tal nombre, además de un Tesoro Europeo”.

A su entender, ha recordado que el pilar de la unión de mercados de capitales cuenta con la oposición, “hasta ahora fuerte, de Alemania” por lo que ha asegurado que “eso hay que resolverlo antes de que sea demasiado tarde, de que venga otra crisis bancaria y tengamos problemas como los que conocimos en 2008″.

ELECCIONES EUROPEAS 2024

Almunia ha valorado, en este contexto, la importancia de las próximas elecciones europeas a celebrar en junio de 2024, porque ante la evidencia de que los Estados-nación no son capaces de dar respuesta a muchos problemas actuales va a ser el momento de comprobar, desde las anterior de 2019, cómo hemos sido capaces de llevar a los electores, a la ciudadanía, la conciencia de que hay que seguir avanzando en la integración europea por el beneficio común”.

En este punto, ha alertado de que a esos comicios se van a presentar otros con fórmulas “simplistas, demagógicas y populistas, que dicen que todo es fácilmente solucionable, pero no con Europa, sino a pesar de la existencia de una Unión Europea”.

Finalmente, en alusión a cómo observa la economía vasca, Almunia ha afirmado que la ve “mucho mejor de lo que estuvo en tiempos pasados, con el terrorismo presente o la necesidad de acometer la reconversión del aparato industrial y, en su opinión, “la situación de Euskadi es mucho mejor que otras economías dentro de España”.

Tras advertir del “serio” problema demográfico que pesa en las posibilidades de crecimiento, ha pedido “tener cuidado con actuaciones en materia de política industrial, que ahora se vuelven a poner de moda, para no cometer los excesos que conocimos en el pasado”.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.