Barceló prevé mejorar en 2022 los resultados prepandemia, con incrementos de facturación y vuelta a beneficio

Alerta de una escasez de personal de cara al verano y avisa de que la firma estará atenta a posibles compras

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

Barceló Hotel Group prevé cerrar el año por encima de sus previsiones de comienzos de año y superar los resultados registrados en 2019, tanto en ingresos como en beneficios, puesto que estima salir de pérdidas. Las previsiones de verano para la compañía hotelera española son “muy positivas”, a pesar de los problemas de falta de personal que sufre el conjunto del sector turístico, y aunque reconoce cierta ralentización en otoño, descarta una “situación dramática” tras el verano.

El consejero delegado para la región de Europa, Oriente Medio y África (EMEA) de la compañía, Raúl González, explicó en un encuentro con la prensa que el grupo hotelero español confía en cerrar este año en cifras “en línea o por encima” de las registradas en el año 2019, gracias a que “han hecho los deberes” en el momento adecuado durante la pandemia.

- Publicidad-

El reposicionamiento de activos en el que se han invertido unos 150 millones de euros este año, así como inversiones anteriores, han permitido a la compañía poder afrontar con fuerza este periodo pospandemia. “En nuestra industria hay que hacer los deberes y eso significa mejorar la gestión, ser más eficientes y reposicionar el porfolio, eso ayuda a mantenerse fuertes incluso en cambios de ciclo”, indicó.

En 2021, la empresa recortó a la mitad las pérdidas registradas en el ejercicio previo, pasando de 99,4 a 45,6 millones, mientras que las ventas subieron 79%, hasta los 1.698 millones de euros al cierre del pasado año.

No obstante, ambos indicadores se encuentran muy lejos de los niveles precrisis, cuando la compañía llegó a facturar unos 2.850 millones de euros y obtuvo un beneficio neto de 134,6 millones de euros. La meta a corto plazo que se ha fijado la compañía es conseguir salir de pérdidas este año con un “moderado optimismo” y acercarse a los niveles de 2019.

MENOS AYUDAS

El directivo lamentó que tras la pandemia el sector hotelero español haya recibido menos ayudas que en otros países europeos, pese a la importancia del turismo en el PIB. Aún así, la compañía ha salido fortalecida gracias a la recuperación del interés por viajar y el levantamiento de las restricciones en todo el mundo.

“Creo que a largo plazo el movimiento turístico va a crecer más que la media de la economía. Hay muchos países en vías de desarrollo con una clase media creciente, como China con muchos deseos de viajar”, explicó González, quien indicó que la pandemia ha servido para acelerar tendencias anteriores como la digitalización y la sostenibilidad.

Las previsiones de la firma contemplan que el verano sea “de efervescencia viajera”, una situación que se moderará a lo largo de los últimos meses del año. “Estamos viviendo un momento artificial de demanda latente que estaba embolsada y estaba deseosa de viajar”, aseguró González quien insistió en que “no hay que ser catastrofista” de cara al mercado.

POCO PERSONAL

Este crecimiento en la temporada de verano podría verse empañado con la escasez de personal vigente en todo el sector turístico, tanto en España como en Europa, que puede provocar ciertos “cuellos de botella” en el sector que pueden acabar perjudicando a los viajeros.

“No hay manera de encontrar personal. Este va a ser el principal problema del verano: mucha demanda y falta de trabajadores. Pero no solo en hoteles, también está sucediendo en aeropuertos y aerolíneas”, indicó.

A los problemas de personal se suman además otros derivados del incremento de los costes, tanto de las materias primas como de la energía, que acaba derivando en un necesario aumento de tarifas “que se encuentra por debajo de niveles europeos”.

“El problema es que si los costes se hacen europeos, las tarifas también tendrán que hacerse europeas porque sino las inversiones dejarán de tener sentido”, argumentó.

CONSOLIDACIÓN DEL SECTOR

El directivo mostró su satisfacción por que la compañía haya avanzado en los últimos años ganado cuota en el mercado español. En su opinión, esto forma parte de un necesario proceso de consolidación del sector que hasta ahora estaba centrado en operaciones sobre propiedad inmobiliaria pero que ahora está virando a operaciones más vinculadas a la operativa “que es donde más sinergias se pueden producir”.

En este punto, vaticinó que se pueden producir movimientos de activos durante los próximos años en el mercado hotelero y surgir “interesantes oportunidades en el mercado”.

Para el Grupo Barceló, el objetivo futuro es continuar reforzando sus activos en las geografías donde están presentes, mostrándose atentos a compras “siempre que surja la oportunidad y haya un buen retorno”. Los parámetros serían situarse entorno a un 25% de hoteles en propiedad y un 75% en gestión.

Este año el objetivo es firmar unos 20 contratos, hasta la fecha se han cerrado en firme unos siete. La hotelera quiere seguir expandiéndose a nuevos países como Indonesia, Maldivas y Tailandia, así como Polonia y Eslovenia a lo largo de este año. Actualmente, la hotelera cuenta con más de 270 establecimientos en un total de 24 países.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.