Bruselas pide una aplicación única para el uso de documentación electrónica en toda la UE

BRUSELAS, 3 (EUROPA PRESS)

La Comisión Europea ha presentado este jueves una propuesta para crear una cartera digital o ‘wallet’ en la que cada usuario pueda almacenar toda su documentación electrónica de modo que pueda acceder a todo tipo de servicios online sin importar el sector de la plataforma o el país de la UE en que haya sido expedida la documentación.

El objetivo es que el ciudadano o empresa pueda demostrar su identidad y compartir documentos electrónicos a través de la aplicación instalada en su teléfono móvil, gracias a que su identificación digital nacional estará reconocida en toda la Unión Europea.

Además las grandes plataformas estarán obligadas a aceptar el uso de este tipo de herramienta si lo solicita el usuario, por ejemplo, a la hora de acreditar su edad para acceder a un sitio con restricciones. En todo caso, recalca Bruselas, el uso de la cartera quedará siempre a discreción del usuario.

En concreto, el Ejecutivo apunta sectores como la banca, la energía el transporte, la salud, seguridad social, servicios financieros, infraestructuras digitales o la educación y las telecomunicaciones.

“El objetivo es facilitar la vida de los europeos”, han insistido varias veces durante una rueda de prensa en Bruselas la vicepresidenta del Ejecutivo comunitario responsable de Competencia, Margrethe Vestager, y el comisario de Mercado Interior e Industria, Thierry Breton.

Esta iniciativa aún no tiene un calendario claro porque debe negociarse entre Estados miembro y con el Parlamento europeo, pero Breton ha confiado en que vea la luz “tan pronto como sea posible” y Vestager ha recordado que ya hay catorce países –incluido España– que expiden documentos de identidad en formato digital, lo que agilizará la transición.

“Ofrecer una solución digital para la identificación ya no es una opción sino una obligación para los Estados miembro. Y es también un derecho para los ciudadanos usarlo si quieren”, ha resumido Vestager, quien ha destacado que la nueva cartera deberá ser “mutuamente reconocida” en todos los Estados miembro y “ser tan válido como lo es un documento en papel en toda la UE”.

“Podremos decidir cuánta información nuestra queremos compartir, con quién y para qué”, ha aseverado la vicepresidenta comunitaria, tras subrayar que este sistema no supondrá costes adicionales para el usuario ni para las plataformas.

Breton, por su parte, ha insistido en los elementos de seguridad que deberá ofrecer esta nueva herramienta común porque cree que solo tendrá éxito si los usuarios confían en ella.

Además, se garantizará el control por parte del usuario para que pueda elegir qué aspectos de su identidad, datos y certificados comparte con terceros y estar informado de lo que se hace con estos datos. El objetivo así es que solo se comparta la información necesaria para la operación y no otros datos sensibles que no son relevantes para ese contacto.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

top stories.