Bruselas veta la fusión de los constructores navales surcoreanos Hyundai y Daewoo

BRUSELAS, 13 (EUROPA PRESS)

La Comisión Europea ha prohibido este jueves la fusión de los constructores navales surcoreanos Hyundai Heavy (HHIH) y Daewoo Shipbuilding (DSME) al considerar que la empresa resultante gozaría de una posición dominante que pondría en riesgo la competencia en el mercado internacional de buques para el transporte de gas natural licuado.

Bruselas temía que la alianza de estos dos grandes astilleros limitara el acceso europeo a los buques necesarios para el transporte de gas natural licuado con el que la UE quiere diversificar sus fuentes energéticas y mejorar su seguridad energética, ha explicado la vicepresidenta de la Comisión Europea responsable de Competencia, Margrethe Vestager.

El Ejecutivo comunitario planteó a las compañías una serie de “medidas correctivas” para evitar que la transacción dañara la competencia y aumentara los precios de los grandes buques, pero “no tomaron ninguna”, ha dicho Vestager, para explicar el veto.

En su análisis, los servicios comunitarios han tenido en cuenta que la fusión uniría a dos de los tres principales actores del sector a nivel mundial, lo que les daría una posición dominante, una preocupación compartida por grandes clientes de ese mercado que, según Bruselas, presentaron sus dudas durante la investigación abierta.

“La prohibición se basa en hechos tras una evaluación legal y económica”, ha insistido Vestager en una rueda de prensa en Bruselas para anunciar la decisión de no autorizar la fusión, inicialmente notificada al Ejecutivo comunitario en noviembre de 2019.

La Comisión explica que las embarcaciones para el transporte de gas licuado son buques “altamente sofisticados” –capaces de transportar grandes volúmenes de GNL a temperaturas muy bajas– cuya fabricación movió cerca de 40.000 millones de euros en los últimos cinco años, casi el 50% en compras de clientes europeos.

Bruselas estima que la fusión les hubiera permitido controlar con una sola compañía el 60% de un mercado ya de por sí “muy concentrado” y lamenta que solo hubiera quedado una gran empresa que compitiera con la unión de estos dos astilleros. “La capacidad de competencia de esa empresa no hubiera sido suficiente para ejercer un contrapeso creíble frente a la nueva empresa”, ha sostenido Vestager.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.