De Guindos pide que la fiscalidad ayude a reducir el efecto de la inflación en grupos vulnerables

Anticipa más subidas de tipos y rechaza un escenario de recesión en la UE, aunque sí habrá “desaceleración”

ARROYO DE LA ENCOMIENDA (VALLADOLID), 12 (EUROPA PRESS)

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, ha reconocido que la incertidumbre de la economía en el conjunto de la UE es “enorme”, una situación en la que considera que sería un error aplicar una política fiscal expansiva, por lo ha pedido que la fiscalidad ayude a reducir el efecto de la inflación en los grupos más vulnerables.

Guindos ha avanzado, asimismo que habrá más subidas de los tipos en la zona euro tras alcanzar ya el 1,25% después del último incremento del 0,75%.

- Publicidad-

De Guindos ha participado este lunes en el foro ‘Encuentros en Castilla y León’ organizado por el diario El Norte de Castilla y CajaMar, donde ha analizado la situación económica actual en la zona euro y ha insistido en las previsiones y actuaciones adoptadas desde el Banco Central Europeo, desde donde no se trabaja en un escenario de recesión económica, aunque sí de “desaceleración”.

El vicepresidente de BCE ha insistido en que la UE vive una situación de “incertidumbre” y ha avanzado en que el escenario central en el que trabaja la entidad no habla de recesión. “Hablamos de un crecimiento muy bajo en el primer trimestre (de 2023) pero sin recesión”, ha defendido De Guindos, quien no ha ocultado que también se ha elaborado un escenario “alternativo” muy negativo que arrancaría con un “corte total” de suministros por parte de Rusia y que llevaría a una tasa de crecimiento negativa del -0,9%.

Pese a esta reflexión, De Guindos ha reseñado que el escenario central en el que trabaja la UE es un crecimiento del 0,9% para 2023, una tasa que se situaría “algo por debajo” del 2% en 2024.

Para el vicepresidente del BCE, la situación será de desaceleración en la zona euro, no obstante ha eludido ser catastrofista y ha asegurado que la economía europea volverá a crecer en los próximos años.

En su intervención ante este Foro, el vicepresidente de BCE ha insistido en que la situación actual obliga a no cometer errores y, a su juicio, uno de ellos sería aplicar una política fiscal “expansiva”, por lo que ha defendido que el ámbito impositivo busque “aliviar” a familias y empresas el incremento de la inflación que, en muchos casos, obliga a soportar una situación “muy difícil”.

Para De Guindos, la política fiscal actual deber ser más selectiva y temporal dirigida a reducir la inflación en grupos vulnerables de la sociedad. “La inflación no la siente todo el mundo igual, una política fiscal expansiva no tiene margen y entraría en conflicto con la política monetaria”, ha indicado.

EVITAR EFECTOS DE SEGUNDA RONDA

El segundo de los “errores” apuntado por De Guindos sería fomentar los denominados “efectos de segunda ronda”, que lleva a “espirales” de incrementos salarias y precios que supondría una “pérdida de competitividad”.

En este sentido, el vicepresidente de BCE ha señalado que los efectos de las medidas impulsadas desde el organismo con la subida de tipos tendrán sus efectos en un plazo de 18 o 24 meses, por lo que ha avanzado que habrá nuevas subidas de tipos hasta lograr que la inflación se sitúe en torno al 2%.

Sobre cuánto podrían subir estos tipos, De Guindos ha sido prudente y ha explicado que es algo que se debe evaluar “partido a partido”.

Por último, el vicepresidente del BCE ha advertido al sector bancario de los problemas que pueden acarrear adoptar medidas “cortoplacistas” y ha recomendado que miren al futuro ante un momento “complejo” para la economía de la UE en el que habrá un crecimiento menor, una inflación “alta y persistente” y la incertidumbre de la guerra y sus efectos en el precio de la energía.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.