Díaz mantiene los plazos de una “ambiciosa” reforma laboral que hará excepcional la temporalidad

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha reiterado este jueves que “se va a dejar la piel” para que la reforma laboral salga adelante y se publique en el Boletín Oficial del Estado (BOE) en el plazo estipulado y comprometido con Bruselas: antes del 31 de diciembre.

En rueda de prensa para presentar un plan de choque contra los accidentes laborales mortales, la ministra no ha querido entrar en el detalle de lo que se está discutiendo en la mesa de diálogo con los agentes sociales, pero sí ha recordado lo que a grandes rasgos ya se conocía: que la reforma hará del indefinido el contrato ordinario y que el contrato temporal será la excepción, sólo permitido para tareas ocasionales y “muy concretas”, durante un tiempo que aún se está negociando, y con una causa “rigurosa” que lo justifique y lo motive. Las actividades estacionales podrán recurrir a los contratos fijos-discontinuos.

“Es una apuesta muy compleja porque es estricta”, ha afirmado la vicepresidenta, que ha añadido que desaparecerá de la legislación el contrato de obra y servicio determinado, una medida que el Gobierno puso sobre la mesa el pasado mes de abril. Junto a la contratación indefinida y la temporal, pero sólo por causas justificadas, las empresas podrán realizar contratos formativos.

Díaz ha recordado que entre las recomendaciones por país que la Comisión Europea viene realizando a España se encuentra la de reducir la temporalidad. Actualmente, la brecha entre España y la UE en temporalidad supera los 12 puntos. En el momento de menor distancia, la brecha era de 9,2 puntos y en el más acusado, de 21 puntos.

“Tenemos que reducir la temporalidad, porque son relaciones laborales frágiles, defectuosas, de un modelo laboral que no permite vivir con dignidad. Si hay trabajos precarios, las empresas son precarias”, ha resaltado la ministra.

Díaz ha subrayado que ésta será “la reforma laboral más ambiciosa de la historia de la democracia”, no sólo porque aborda cómo atajar la elevada tasa de temporalidad en España, sino porque trata otros muchos temas, entre ellos la vigencia de los convenios y las subcontratas.

La vicepresidenta ha asegurado que las partes están trabajando muy duro para sacar adelante esta reforma, que va a suponer un cambio de modelo “radical”. “Voy a trabajar para que exista acuerdo, que es complicado, pero me gustaría que así fuera”, ha afirmado Díaz, que ha apuntado que la última reunión de la mesa fue “muy productiva” y que mañana se continuará negociando.

“ORGULLOSA” DE QUE EUROPA SE HAYA INSPIRADO EN LA LEY DE RIDERS ESPAÑOLA

En otro orden de cosas, la vicepresidenta se ha mostrado “orgullosa” de el borrador de la directiva europea sobre plataformas digitales “beba de las fuentes” del modelo español. “Como país nos podemos sentir orgullosos”, ha indicado.

La vicepresidenta ha recordado que esta norma, pactada con los agentes sociales, fue una negociación “muy dura, la más difícil” hasta el momento, incluso más que la reforma laboral que se está negociando, porque fue de una “complejidad técnica abrumadora”.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.