Ebro gana un 47% menos en el primer semestre por las pérdidas generadas tras desinversión de Roland Monterrat

Hernández Callejas dice que la subida de precios de sus productos en España “fue muy contenida y limitada”

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

El beneficio neto de Ebro Foods se recortó en un 47%, hasta los 56,7 millones de euros, en el primer semestre del año debido a las pérdidas de 20 millones generadas por la desinversión de Roland Monterrat, por las diferencias de cambio de moneda, cifradas en 12 millones de euros, y en un escenario marcado por la inflación.

En concreto, el beneficio neto a perímetro comparable decreció un 12,4%, hasta los 63,54 millones de euros, mientras que el beneficio neto de la multinacional española aislando el efecto Roland Monterrat hubiera subido un 8% en este periodo, según ha informado la compañía.

- Publicidad-

El presidente de Ebro, Antonio Hernández Callejas, ha avanzado que la firma ha abierto una reclamación de daños a los vendedores de Roland Monterrat por las pérdidas ocasionadas. “Su venta nos ha supuesto una pérdida de 20 millones de euros. Hemos abierto un procedimiento de reclamación porque no se han cumplido las condiciones firmadas a la hora de la compra”, ha explicado, señalando que la firma de sandwiches “no alcanzó los objetivos de rentabilidad esperados”.

De esta forma, la empresa española se ha desprendido de la enseña que adquirió por más de 40 millones de euros y que ha vendido a un operador de alimentación francés del sector de primer nivel por 22 millones de euros.

Las ventas del grupo ascendieron un 26% en el primer semestre, hasta alcanzar los 1.459 millones de euros, gracias al carácter básico de sus productos en la cesta de la compra, la fidelidad de los consumidores y la “buena gestión” de labor de aprovisionamiento que ha permitido una “subida moderada” de sus tarifas.

Por su parte, el resultado bruto de explotación (Ebitda) se elevó un 14,3%, hasta situarse en los 169 millones de euros en este periodo. Sin embargo, la deuda neta del fabricante de Brillante y Garofalo se elevó hasta los 718,8 millones de euros, lo que supone 214 millones de euros más que a cierre del ejercicio 2021.

Por líneas de negocio, las ventas en el área de arroz alcanzaron los 1.136,1 millones de euros hasta junio, lo que supone un 27,5% más, mientras que el Ebitda se situó en los 146,6 millones de euros, un 17,8% más.

Un área donde el presidente de Ebro ha destacado que se ha registrado un “resultado muy bueno”, así como su rentabilidad, gracias a su “excelente” cadena de suministros y la fortaleza de sus marcas.

Respecto a la pasta, que se ha visto impactada por el fuerte alza de los precios de las materias primas, las ventas se situaron en los 329,6 millones de euros, un 22,7% más, al tiempo que el Ebitda alcanzó los 29,2 millones de euros, un 6,4% menos.

La marca de pasta seca ‘premium’ Garofalo, buque insignia de la empresa y un “negocio intocable” para el grupo, ha registrado un buen semestre, con un incremento de las ventas del 10% en Italia, mientras que España ha crecido “a doble dígito”.

ESCENARIO INCIERTO

Ebro ha calificado de “satisfactorios” los resultados registrados durante el primer semestre del año, aunque ha advertido de un escenario “sumamente incierto y difícil” debido a la inflación, la contención de gasto de los consumidores, los cambios de hábitos de compra y el problema en el mercado laboral en Estados Unidos y Canadá, Francia y norte de Europa para encontrar personal de fábrica.

De esta forma, la compañía espera un segundo semestre donde se experimente una menor demanda por el fin del acaparamiento que se dio tras el inicio de la guerra de Ucrania y las sucesivas olas de calor, que tienen un efecto muy negativo sobre el consumo de carbohidratos.

Respecto a la inflación, el presidente de Ebro Foods ha cifrado el coste para la compañía en 234 millones de euros y ha recordado que la firma subió precios, pero que en el caso de España esta “subida fue muy contenida y limitada”, mientras que en Estados Unidos fue el país donde más se elevó por el coste “disparado” de los fletes.

Sin embargo, Hernández Callejas ha apuntado que la inflación a estos niveles “no va a seguir aumentando”. “Hemos tocado techo en las materias primas y ya se percibe que baja el trigo y el aceite de girasol. En arroz, desgraciadamente para algunos tipos, vamos a tener una situación más tensa”, ha explicado.

Respecto al cambio de los hábitos de consumo que está provocando la inflación, entiende el incremento de la marca blanca. “Las que van a sufrir son las marcas intermedias, pero las ‘premium’ no. Lo que crece la marca blanca no nos lo está quitando a nosotros, sino a otros”, ha señalado.

APUESTA POR CRECER ORGÁNICAMENTE

“Estamos muy cómodos con el porfolio que tenemos. El grupo apuesta por el crecimiento orgánico más que en comprar empresas de las que no somos muy conocedoras”, ha reconocido el presidente de Ebro, tras la reciente venta de Roland Monterrat, que “no encajaba” en la firma.

De esta forma, Ebro anunció a principios de este año la adquisición de la firma estadounidense InHarvest, especializada en la producción de arroz y quinoa, que ha permitido a la enseña española reforzar su presencia en Estados Unidos.

“En este momento no tenemos ninguna negociación abierta con nadie. Hemos tenido algún tanteo, pero se cerró pronto. En cuanto a las desinversiones, están cerradas porque con la venta de Roland Monterrat todo lo que tenemos encaja muy bien”, ha recalcado Hernández Callejas.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.