El Banco de España estudiará si modifica sus previsiones de crecimiento tras la rebaja del PIB del INE

El servicio de estudios del Banco de España analizará si modifica las previsiones de crecimiento establecidas por el organismo a la luz de la revisión del crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) en el segundo trimestre realizado por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Así lo ha anunciado el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, durante su intervención en Valencia en el Ciclo Diálogos 2021 organizado por el IVIE y la Fundación Ernest Lluch.

Hernández de Cos ha explicado que la institución que encabeza presentó el pasado 21 de septiembre la actualización de su previsión de crecimiento de la economía española tomando como base, entre otros muchos indicadores, la previsión inicial de PIB del INE, que dos días después se vio rebajada “sensiblemente”.

Así, el organismo supervisor elevó su previsión de crecimiento al 6,3% para este año, una décima más que en sus anteriores estimaciones de junio, y prevé que aumentará un 5,9% en 2022, también una décima más respecto a la previsión anterior.

Dos días después, el INE publicó su dato definitivo de PIB del segundo trimestre, estimando que en dicho periodo creció un 1,1%, lo que supone 1,7 puntos porcentuales por debajo del dato adelantado por el organismo estadístico a finales de julio, cuando avanzó un aumento del PIB del 2,8% para el periodo abril-junio.

El gobernador ha explicado que ahora el servicio de estudios del organismo que encabeza estudiará no solo el dato ofrecido por el INE, sino también la composición del crecimiento, para ver si modifica sus actuales previsiones.

Los resultados publicados el pasado jueves por Estadística ya incorporan todos los indicadores estadísticos que marcan la evolución económica del segundo trimestre, incluyéndose además las series revisadas desde el primer trimestre de 2018.

“En el análisis de las revisiones de los agregados macroeconómicos sobre los resultados avanzados se ha de tener presente la dificultad inherente a la medición de la coyuntura a la que nos venimos enfrentando desde el primer trimestre de 2020. Es un período de grandes y rápidos cambios en la evolución a corto plazo de la actividad económica que, tanto por su origen como por su magnitud, suponen un desafío estadístico sin precedentes”, señaló entonces el INE.

HERRERO: “NO SE PUEDE DILATAR MÁS LA REFORMA FISCAL”

De su lado, la presidenta de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AiREF), Cristina Herrero, que ha participado junto a De Cos en el Ciclo Diálogos 2021, ha señalado que “no se puede dilatar por más tiempo la reforma tributaria, que en su opinión, debe ir de la mano de una revisión de competencias entre las distintas administraciones públicas, así como del sistema de financiación autonómica.

En lo relativo a la financiación autonómica, Herrero se ha mostrado partidaria de aplicar objetivos asimétricos para las distintas comunidades autónomas.

Por otra parte, preguntado por si cree que debería elevarse la edad de jubilación en España a los 75 años, como ha sugerido el ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, Hernández de Cos se ha limitado a responder que el aumento del gasto público que derivará de la indexación de las pensiones al IPC tiene que compensarse, y para ello hay tres mecanismos: por la vía de mayores ingresos, de menores gastos o de un aumento de la edad de jubilación.

Tanto Hernández de Cos como Cristina Herrero han abogado por la presentación a medio plazo de un plan convincente de consolidación fiscal para definir una senda que permita atajar los elevados déficit y deuda pública derivados de la crisis provocada por la pandemia.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.