El campo se echa a la calle para reclamar el control y cumplimiento de los acuerdos de asociación con Marruecos

ALMERÍA, 8 (EUROPA PRESS)

Centenares de agricultores de Almería y representantes de empresas hortofrutícolas han llevado a cabo este viernes un paro agrario, al que ha seguido una manifestación por el entorno del Puerto de Almería, para reclamar a las administraciones que “se cumpla y se le controlen las importaciones de terceros países”, especialmente de Marruecos, en base a los acuerdos que la Unión Europea mantiene con los países extracomunitarios, ya que a su juicio, la entrada de estas producciones contribuyen al hundimiento de los precios en origen del campo español.

“Basta ya a las importaciones de terceros países”, ha exclamado el coordinador de COAG Almería y representante estatal de Frutas y Hortalizas de la organización, Andrés Góngora, quien ha incidido en que es el Gobierno el que tiene que poner en marcha iniciativas en el Parlamento europeo, el Consejo y en la Comisión para que la Unión Europea module los acuerdos extracomunitarios y además “se cumplan”.

Junto con el presidente de Asaja Almería, Antonio Navarro, y la coordinadora de UPA Almería, Francisca Iglesias, el representante de la COAG ha incidido en la reciente sentencia dictada por el Tribunal de la Unión Europea (TUE) en relación al acuerdo de asociación entre la UE y Marruecos que lo declara “ilegal” para reivindicar nuevamente su paralización de cara a una nueva redacción mediante la renegociación de sus postulados.

“Hay que hacer un acuerdo, pero tiene que respetarse y tiene que tener una serie de condiciones que hasta ahora no se han cumplido, como son los contingentes, pago de aranceles y el control en las fronteras, y no me refiero solo a las españolas”, ha incidido la portavoz de UPA, quien ha recalcado que la mayor parte del género procedente del Marruecos entra mediante los puertos franceses y de Ámsterdam.

Las organizaciones agrarias, que iniciaron sus protestas en noviembre de 2019 ante la crisis de precios que sufre el modelo de producción, han recalcado que la situación ha “ido a peor” desde entonces ya que, a los problemas anteriores se han sumado el aumento de los costes de producción, lo que dificulta mantener la actividad.

“Desde Asaja no estamos de acuerdo con que este acuerdo comercial con Marruecos, que no se cumple desde nunca, que sigue sin cumplirse, y pedimos una revisión de ese acuerdo”, ha incidido Navarro, quien ha reivindicado a las administraciones, y en especial al Gobierno español, que aclare su posición ante esta segunda sentencia que merma el acuerdo comercial.

PIDEN LA DIMISIÓN DE LUIS PLANAS

No obstante, desde COAG ya han criticado la postura mostrada por el ministro de Agricultura y Pesca, Luis Planas, en relación al mantenimiento de las relaciones comerciales bilaterales entre la UE y países terceros, por lo que le han exigido su dimisión.

“Lo único que puede hacer Luis Planas si tiene alguna dignidad y quiere de verdad ser el defensor de los agricultores españoles es irse del ministerio. Ha faltado con los agricultores de este país, sobre todo con los de frutas y hortalizas, no nos representa”, ha dicho Góngora, quien ha reclamado al presidente del Gobierno que revise la acción de su “superministro” porque “no está defendiendo los intereses del campo español” y sí “los intereses de la distribución o de las multinacionales que están afincadas en Marruecos”.

Del mismo modo, además de reclamar un mayor control sobre las empresas afincadas en el país africano que están “inundando los mercados de la UE”, también ha exigido a la Junta de Andalucía que vigile “las entradas por los puertos andaluces y el etiquetado” de los productos ante sus sospechas de malas prácticas en cuanto al reetiquetado de productos marroquíes como si fueran producidos en Andalucía.

En esta línea, ha reclamado a la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible que dirige la almeriense Carmen Crespo que deje de anunciar “expedientes sancionadores sin dar los nombres y apellidos de las empresas a las que se ha abierto dicho expediente” así como de no indicar “qué sanción” es la que se les impone.

“Si hay una situación ilegal en una empresa de comercialización, manipulando el origen de la producciones, la primera sanción que hay que imponer es el cierre de esa empresa, porque no puede seguir poniendo productos en el mercado”, ha manifestado.

La jornada de protesta, que se ha dado con una marcha que ha bordeado el puerto de Almería desde la vía parque Nicolás Salmerón en la que se ha producido una sentada, ha servido además para expresar la queja de los agricultores por los precios de los productos de base como carburantes, plástico o fertilizantes, así como para criticar la subida en el sector del salario mínimo interprofesional ante las “fatigas” que “tienen que pasar las familias y los trabajadores en este campo” en el marco de un modelo familiar.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.