El crecimiento de la actividad de la eurozona se frena a mínimos de once meses por ómicron, según PMI

El impacto de la nueva oleada de contagios provocada por la variante ómicron, aunque más débil que otras anteriores, ha causado una sensible desaceleración en la expansión del sector privado de la zona euro, según refleja el índice de gestores de compras (PMI), que ha bajado a mínimos de los últimos once meses, según datos de IHS Markit.

En concreto, el dato adelantado del PMI compuesto de la eurozona se ha situado en 52,4 puntos, frente a los 53,3 de diciembre, su peor lectura en once meses, incluyendo una desaceleración a 51,2 puntos desde 53,1 del PMI del sector servicios, su nivel más bajo en nueve meses. Por contra, el PMI manufacturero subió a máximos de cinco meses, con 50 enteros en vez de los 58 de diciembre.

En este sentido, los autores de la encuesta PMI destacaron que la veloz propagación de la variante ómicron provocó la reintroducción de medidas para contener el virus en Alemania, Francia, Italia y España, que afectaron adversamente a las empresas orientadas al consumidor final y a la hostelería y la restauración.

Asimismo, las empresas destacaron con frecuencia un aumento del absentismo del personal, ya sea por sufrir directamente la enfermedad o por la necesidad de autoconfinarse, lo que contribuyó a inhibir la actividad.

Por lo tanto, la actividad en el sector de turismo y ocio cayó a un ritmo que no se había observado desde febrero de 2021, y el trabajo en los sectores de transporte y medios también se redujo.

Entretanto, el crecimiento del sector manufacturero se aceleró a su máximo ritmo desde agosto del año pasado, ya que, mientras que los problemas de mano de obra entorpecieron la producción en algunas plantas, los problemas de suministro se han atenuado, informándose de una menor escasez de artículos y de indicios de atenuación de las demoras en los envíos.

“La ola de ómicron ha causado otra intensa reducción adicional en el gasto en muchos servicios de cara al consumidor en el primer mesdel año (…) No obstante, hasta ahora, el impacto en la economía en general parece relativamente débil”, destacó Chris Williamson, economista jefe de IHS Markit.

“Cabe destacar que, mientras que la ola de ómicron ha debilitado las perspectivas en el sector servicios, hasta el momento el impacto parece menos grave que el de las olas anteriores”, añadió el experto, subrayando que, de su lado, las perspectivas percibidas en el sector manufacturero han mejorado.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.