El Gobierno amplía en 250 millones las ayudas al desarrollo urbano sostenible en pequeños municipios

Ribera subraya la capacidad de intervenir a la hora de conceder la potencia de energía evacuada en los proyectos de renovables

TERUEL, 15 (EUROPA PRESS)

La vicepresidenta tercera del Gobierno de España y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha anunciado la publicación en los próximos días de la ampliación de la convocatoria de ayudas al desarrollo urbano sostenible en los municipios de menos de 5.000 habitantes a 250 millones de euros más, que se sumarán a los 75 millones iniciales.

Así lo ha comunicado durante su intervención en la mesa redonda ‘¿Qué puede hacer Europa por la España que se despuebla?’, que se ha celebrado dentro de las jornadas ‘Diálogo sobre el Futuro de la España Despoblada’, que se celebra este lunes y martes, 15 y 16 de noviembre, en el campus de Teruel de la Universidad de Zaragoza, una iniciativa conjunta del Gobierno de España, la Comisión Europea y el Parlamento Europeo, en la que participan otras instituciones.

Teresa Ribera ha detallado que la ampliación de la convocatoria tiene lugar después de que el viernes pasado se activara y, “en pocas horas, la pagina web se desbordara”, lo que obligó a “ampliar capacidad”. Ha añadido que se ha aprobado también “un incremento importante del recurso disponible” para estas ayudas, que permiten, por ejemplo, financiar instalaciones de autoconsumo o potenciar movilidad sostenible.

La ministra ha asegurado que los municipios de menos de 5.000 habitantes están siendo muy activos ante cada iniciativa que se está planteado para apoyar al territorio. “Hay un gran apetito, los pueblos son dinámicos y tienen ganas de hacer cosas, prácticamente en cualquier ámbito”, más si las propuestas van acompañadas “de capacidad real de apoyar iniciativas”, ha esgrimido.

Igualmente, ha dicho Ribera, hay una convicción por parte de los habitantes de los pequeños municipios “de que o asumen ellos el protagonismo o nadie lo va a hacer en su lugar”, para opinar que se trata de un “ejercicio de democracia que tenemos que cuidar y minar”, pero “no solo es cuestión de derechos, sino de ganar el futuro” y ante esta situación “no podemos mirar para otro lado, sino acompañar”.

LA PARTICIPACIÓN DE TODOS

La ministra ha dicho que ha habido una buena respuesta por parte de la ciudadanía, las comunidades locales y los diferentes niveles de la administración en las iniciativas que se plantean ante el reto demográfico, un ámbito en el que se trabaja también desde esos distintos niveles de la Administración y que requiere de la participación de todos porque “no es algo que se pueda resolver solamente desde el punto de vista institucional o gubernamental”.

En este punto, ha destacado la especial implicación de los municipios de menos de 5.000 habitantes y ha mencionado tanto esa convocatoria de ayudas al desarrollo urbano sostenible, como las manifestaciones de interés planteadas, ante las que estos municipios destacan en cuanto a número propuestas formuladas sobre “qué hacer para crear oportunidades” en ellos.

Vivienda, energía, agua, educación, servicios públicos y conectividad son las necesidades que se están planteando para hacer frente al “desequilibrio” que, a su entender, define el reto demográfico.

Para Ribera, hay una “voluntad social generalizada” de encontrar “una cierta recuperación del equilibrio” entre personas y territorios, que ella ha defendido también por lo que aporta en cuanto a “calidad democrática” y derechos de las personas.

RENOVABLES

Por otra parte, la ministra se ha referido a la “inquietud” que han generado “comportamiento arrolladores” que se han detectado en el ámbito de los proyectos de energías renovables, que “tantas oportunidades” ofrecen ahora.

En este punto, ha abogado por la cooperación entre las administraciones puesto que ante un crecimiento “tan grande en poco tiempo, los equipos no están bien dimensionados”, y también ha puesto sobre la mesa la capacidad de la Administración Central de “intervenir” en dónde se puede evacuar la energía y “es lo que hemos hecho”.

Ha concretado que así se ha actuado con el nudo de evacuación mudéjar, cuyo concurso ya se ha publicado en el Boletín Oficial de Estado, enmarcado en el convenio para la transición justa que se está trabajando con autoridades locales y autonómicas, vecinos y empleados tras el cierre de la central térmica ubicada en el municipio turolense de Andorra.

“Uno de los activos más importantes para construir una nueva actividad económica es la capacidad de evacuación” de la energía y en la convocatoria de este nudo se ha introducido “una modificación general a la hora de conceder la potencia evacuada a través de la red” para medir variables sociales, ambientales y la convivencia con otras actividades del territorio, ha añadido.

El objetivo, ha dicho, es “que se pueda hacer una evacuación ordenada”, para considerar que los promotores son cada vez “más cuidadosos con las personas y el territorio”.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.