El Gobierno destaca que el país está en una “profunda senda de recuperación” del empleo perdido

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

El secretario de Estado de Empleo y Economía Social, Joaquín Pérez Rey, y el de Seguridad Social y Pensiones, Israel Arroyo, han puesto de relieve que los datos del empleo de los últimos meses muestran que el país está en una “profunda senda de recuperación” del empleo perdido.

En la rueda de prensa para presentar los datos de paro registrado y afiliación a la Seguridad Social correspondientes al mes de julio, Pérez Rey ha afirmado que estos datos no son solo esfuerzo del Gobierno, sino de toda la sociedad española, “que se ha empeñado en acabar con la peor crisis de la historia”.

Además, ha incidido en que los buenos datos provienen del éxito del proceso de vacunación, de analizar detalladamente los sectores y de la capacidad “quirúrgica” que se ha tenido para intervenir en ellos y acabar con el desempleo.

No obstante, ha apuntado que, aunque es imposible “sustraerse al carácter meramente positivo de estos datos”, todavía quedan en desempleo 3 millones de personas, “que continúan siendo el estímulo para que los ministros lleven a cabo políticas ambiciosas, sobre todo respecto a las políticas activas de empleo, para seguir profundizando en la reducción del empleo”.

“Se trata de todos modos de un descenso que, incluso si lo analizamos de manera sectorial, demuestra la fortaleza de la recuperación, porque sobre todo se concentra en el sector servicios, que es el que más ha sufrido y el que se está incorporando de forma muy vigorosa a la actividad, acompañado del proceso de vacunación”, ha dicho el secretario de Estado de Empleo.

MUCHO EMPLEO TEMPORAL

Respecto a la contratación, ha incidido en que solo 165.500 contratos del total de 1,8 millones realizados en julio han sido indefinidos, lo que muestra que una parte de la recuperación laboral “empieza a buscar los carriles habituales del mercado laboral, que están basados en la temporalidad”.

Esto, según el secretario de Estado, reafirma la convicción de abordar una reforma ambiciosa de la contratación temporal que permita que la recuperación del empleo “transite en las vías de la estabilidad y que permita que el mercado laboral español sea mucho menos volátil de lo que lo ha sido en términos normales”.

“Pese a que hemos conseguido contener la volatilidad en la crisis por la protección social, es necesario ahondar en la estabilidad en el empleo y priorizar en la contratación indefinida”, ha dicho.

Por último, ha destacado que la caída del empleo en julio es “sólida” y está “muy por encima” de las que resultarían habituales en cualquier otro periodo estival, aunque este fuese favorable al empleo.

Por su parte, el secretario de Estado de Seguridad Social y Pensiones, Israel Arroyo, ha afirmado que el dato parece “menor” respecto al de junio, que fue “absolutamente histórico”.

Sin embargo, ha subrayado que el comportamiento de la afiliación en términos desestacionalizados ha experimentado “un fuerte rebote” desde el peor momento de la pandemia.

“Al descenso tan importante de la afiliación que tuvimos, que se produjo en febrero, le acompañó una recuperación rápida, posteriormente una estabilización y finalmente una recuperación de la tendencia registrada en los primeros meses tras la llegada de la pandemia”, ha dicho Arroyo.

Además, ha explicado que la creación de empleo y la recuperación de la actividad ha sido “genuina” y ha tenido que ver con una reactivación efectiva de la actividad.

Al comparar el comportamiento de esta crisis con la crisis financiera, se observa, según Arroyo, “que no tienen nada que ver, porque la recuperación ha sido muchísimo más rápida”. “Hemos recuperado los niveles previos a la pandemia, cuando en la crisis financiera se requirieron 130 meses para alcanzarse”, ha dicho.

También ha señalado que los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) han sido fundamentales en la contención de la extensión de la crisis. “El crecimiento de afiliación continúa en niveles récord y es generalizado”, ha dicho, tras señalar que el número de trabajadores en ERTE es “prácticamente residual y permite afirmar que el mecanismo ha funcionado extremadamente bien”.

Por otro lado, ha apuntado que el número de afiliados temporales ha disminuido de manera significativa y es lo que queda por recuperar.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.