El importe medio de efectivo retirado en cajeros ha aumentado un 29% desde 2019, según Denaria

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

Los consumidores extraían 178 euros de media en cada visita al cajero a finales del segundo trimestre de 2022, una cifra que supone un aumento del 28,98% frente al importe medio registrado a finales de 2019, de 138 euros.

Se trata de datos del Banco de España recopilados por la plataforma Denaria que tiene por objetivo trasladar a la sociedad la “relevancia del efectivo como activo esencial”, en términos de interacción económica, pero también financiera y de inclusión social, “ya que permite que todas las personas se autogestionen, sin afectar su edad, capacidad o ubicación geográfica”.

Denaria señala que, “a pesar del avance de la banca digital durante la pandemia y del cierre de oficinas bancarias”, la utilización del dinero en efectivo “ha registrado importantes crecimientos, sobre todo en el volumen de fondos retirados en cajeros”.

- Publicidad-

Así, en el primer y segundo trimestre de este año, la extracción de fondos en cajeros por parte de los particulares ascendió a 26.733 millones de euros y a 29.737 millones respectivamente, según datos del Banco de España, lo que supone unas alzas trimestrales del 10,63% y del 6,65%, respectivamente.

En cuanto al importe medio retirado en cada visita al cajero automático, según Denaria, ha superado los niveles anteriores a la pandemia. Así, a cierre del año 2019, la cantidad media de fondos que sacaban los clientes en cada visita al cajero se situaba en casi 138 euros, mientras que en el segundo trimestre de este año, la cifra se había elevado hasta los 178 euros. En el año 2020, había subido hasta los 163 euros.

“Esta evolución favorable se produce en un contexto de descenso acusado en el parque de sucursales bancarias y de cajeros automáticos que está dificultando el acceso de la población al efectivo”, defiende la plataforma.

Denaria explica que “la errónea” percepción del riesgo de utilización de dinero físico por motivos sanitarios “provocó un fuerte descenso”, del 18,36%, en la utilización de efectivo durante 2020, hasta los 102.197,97 millones de euros, mientras que el importe total retirado en cajeros cayó casi 23.000 millones en ese año.

A partir de ahí, sin embargo, los importes retirados se habrían incrementado de forma paulatina, comenzando con un aumento de 8.934 millones en la extracción de fondos en 2021, hasta los 111.131 millones de euros.

Por otro lado, en 2020 se produjo una caída del 31,25% en el número de operaciones para retirar fondos en cajeros, aunque en 2021 se registró un aumento del 4,51%. En el primer trimestre, se produjo un aumento del 7,34%, mientras que en el segundo, las operaciones se incrementaron un 2,75%.

Por el lado contrario, el número de cajeros se ha reducido en 1.109 en los seis primeros del año frente al dato de 2021, cuando se situó en 47.639 cajeros. Denaria indica que esta situación provoca que los hábitos de los usuarios “se modifiquen” y acudan menos al cajero pero que, cuando lo hacen, retiran mayores importes.

En último lugar, Denaria indica que en lo que va de año se ha producido un descenso en el número de tarjetas de débito –es decir, aquellas utilizaras para la extracción de fondos–. En concreto, a finales del segundo trimestre había 47,5 millones de tarjetas de este tipo, casi dos millones menos que a finales de 2021, cuando la cifra era de 49,44 millones.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.