El Perte de Energías Renovables requiere un ecosistema normativo, formación e I+D más allá de las ayudas

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

El Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (Perte) de Energías Renovables, Hidrógeno Renovable y Almacenamiento (ERHA) requiere, más allá de las ayudas de los fondos europeos, la creación de un ecosistema normativo, de planes de formación y de I+D para consolidar una cadena de valor en torno a las tecnologías que se pretenden impulsar.

Así lo ha expresado este miércoles el socio de Monitor de Deloitte Laureano Álvarez en el marco del encuentro informativo organizado por Europa Press y la firma de servicios profesionales sobre el Perte de Energías Renovables.

El experto ha reflexionado sobre la implementación de este proyecto estratégico en España y ha destacado que “todavía queda cierto trabajo por realizar” para concretar la nueva regulación necesaria para poner en marcha las instalaciones, los elementos administrativos que todavía no están definidos, los planes de formación para el personal que trabaja en las instalaciones y también los planes de I+D, un conjunto de aspectos que, al final, “deben buscar crear una cadena de valor”.

Álvarez también ha incidido en que las inversiones asociadas al Perte de Energías Renovables suman unos 16.000 millones de euros, aunque ha recordado que la versión actual del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) considera que la transición energética requiere unos 240.000 millones de euros, con lo que este proyecto moviliza alrededor del 6% de esa cantidad.

Asimismo, ha valorado que, a pesar de que ya han empezado a publicarse las convocatorias públicas de ayudas ligadas al Perte ERHA, todavía hay tres “relativamente importantes” de las que todavía no hay información: en el caso del hidrógeno se trata de las ayudas que movilicen los proyectos más grandes; las que tienen que ver con el almacenamiento masivo (como baterías, por ejemplo) y las ligadas a la repotenciación con reciclaje de los elementos renovables.

En esa línea, el socio de Deloitte también ha llamado la atención sobre los tiempos y ha recordado que el primer hito establecido en cuanto a la transición energética está fijado para 2030.

“La realidad es que ya solo quedan ocho años y muchas de las tecnologías de las que se va a hablar (…) requieren tiempos de desarrollo, de tramitación (…) relativamente largos. Todos los que estamos involucrados en el ecosistema energético, como administraciones, empresas… tenemos que actuar rápido, porque el reloj sigue avanzando y cada vez nos queda menos para llegar a tiempo a esos objetivos de 2030”, ha reflexionado Álvarez.

En la inauguración del encuentro informativo sobre el Perte ERHA también han participado el presidente de Europa Press, Asís Martín de Cabiedes, y el socio director de Financial Advisory de Deloitte y colíder del Deloitte European Center for Recovery & Resilience, Enrique Gutiérrez.

En su intervención, Gutiérrez ha señalado la importancia de los fondos europeos para España y ha hecho un llamamiento a que estos recursos se utilicen de forma “eficiente” para impulsar la transformación de la economía y hacerla más sostenible y resiliente ante futuras crisis.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.