Fátima Báñez defiende la “flexiseguridad” de la reforma laboral, “fundamental en esta crisis”

ZARAGOZA, 7 (EUROPA PRESS)

La presidenta de la Fundación CEOE y exministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha defendido la “reforma laboral de 2012” que ha sido “fundamental en esta crisis porque ha permitido mantener empleos”, este jueves en Zaragoza, donde ha participado en una mesa redonda organizada por CEOE Aragón y el Consejo Social de la Universidad de Zaragoza.

“En 2020, el 50 por ciento del tejido productivo tuvo que parar y los ERTE fueron un elemento muy importante para evitar despidos y mantener a las empresas”, ha afirmado la responsable de Empleo con el Gobierno de Mariano Rajoy y artífice de esta reforma que, ha añadido, además “permite que el crecimiento económico se traduzca rápidamente en creación de empleo”.

Báñez ha indicado que “hemos entrado en la fase final de la recuperación económica” y es importante “seguir activando al tejido productivo” hasta recuperar la normalidad, algo que “también depende de que no cambiemos el corazón de esa reforma laboral”, que la Comisión Europea “está pidiendo a nuestro país que conservemos”.

Para la presidenta de la Fundación CEOE “la reforma laboral es un elemento de competitividad para las empresas españolas” que han manifestado, ha dicho, que “tan importante como los fondos europeos es tener mecanismos de ‘flexiseguridad’ en el empleo”.

SALIDA DE LA CRISIS

Báñez ha colocado la vuelta a los niveles de empleo prepandemia para “muy avanzado el 2022”, aunque ha citado signos positivos en ese camino como “la recuperación de los ingresos públicos para este final de año”, lo que indica que la activación de la economía “va cogiendo cierta fuerza”.

Ha recordado los buenos datos de “paro y afiliación del mes de septiembre”, pero ha puesto de relieve que “desde la pandemia hay 280.000 empleos públicos más” y sin embargo, “casi 500.000 personas siguen en ERTE o en cese de actividad, sin seguridad de volver al mercado de trabajo”.

Por lo que ha propugnado que “recuperar todo ese empleo es capital para que la recuperación también llegue con normalidad y cuanto antes”. Ha enfatizado que “casi cuatro millones de personas quieren trabajar en este momento nuestro país y no pueden”, por lo que “ese es el gran objetivo y la prioridad nacional”.

Fátima Báñez ha expresado que “los empresarios me han dicho esta tarde que, para que acertemos en la salida hay que insistir en la formación”, y ha elogiado a “Aragón, que desde hace años lo ha hecho muy bien en temas de FP, que es un gran puente al empleo”.

Al tiempo, ha subrayado que “tenemos que ser capaces de acercar cada día más la universidad y la empresa” y ha destacado la paradoja de que “haya empleos difíciles de cubrir en un momento en que tenemos tasas de paro importantes en Aragón y en el resto de España”.

Ha hecho hincapié en las fortalezas de Aragón, como “su gran tejido industrial”, que supone “casi el 20 por ciento” del PIB, y el peso del del sector agroalimentario, “casi el diez por ciento”, que son “dos sectores más tractores de la economía, que le hacen estar por debajo de la tasa de desempleo nacional”, y que pueden ser “las mejores palancas” para seguir “creando decenas de miles de empleos”.

COSTES ENERGÉTICOS

Acerca del incremento de los costes energéticos y de las materias primas que puede lastrar la recuperación y la competitividad de las empresas españolas y aragonesas, Báñez ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad apuntando que, si bien “la inflación está ahora en el cuatro por ciento, si se mira la inflación subyacente, que no tiene en cuenta sobre todo los precios de energía y de carburantes, está en el uno por ciento”.

Atendiendo a este indicador ha confiado en que “sea una situación temporal” y ha pedido seguir “trabajando de verdad para que los costes energético y los costes de las materias primas en España, sean competitivos para las empresas”, a la vez que ha solicitado que igualmente “sean asequibles para las familias, porque nos jugamos el salir mucho antes de la crisis y crear empleo en los próximos meses”.

La exministra ha fundado también las esperanzas de recuperación en “una gran palanca, que es el alto nivel de vacunación en España”, un logro que “es justo reconocer” y que se ha conseguido “gracias al esfuerzo de todas las administraciones”. “Sin vacunación no habrá una rápida recuperación”, ha dicho, y ha abogado porque debe “completarse en toda la población”.

Báñez ha agradecido la actuación del tejido empresarial, que “desde el primer momento, ha sabido dar lo mejor de sí mismo”, manteniendo el “compromiso social, y adaptándose a la decisiones administrativa que se han ido tomando”.

Tras señalar que “las empresas son las verdaderas creadores de riqueza y empleo”, ha reclamado “medidas equilibradas que les hagan tener un horizonte de estabilidad”.

FONDOS EUROPEOS

Finalmente, Báñez ha apostado por que la transformación que se espera, “gracias a los 140.000 millones de euros” que van a llegar con los fondos europeos, atienda a “los desafíos que tiene la empresa y la sociedad española”, entre los que ha destacado “la digitalización, la sostenibilidad, la cohesión social y territorial y la igualdad de oportunidades”.

“Estamos en un momento clave” ha manifestado, para que “juntos, desde la colaboración pública privada, demos lo mejor de nosotros para que la recuperación llegue cuanto antes”, el modelo económico “se transforme” y “tengamos un país más competitivo” que genere “más empleo y que sea empleo de calidad”.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.