Flota atunera pide mejorar el control de la capacidad pesquera en Atlántico ante amenaza de flotas asiáticas

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

La flota atunera española reclama un control efectivo de lacapacidad y el esfuerzo pesqueros en el océano Atlántico, ante la amenaza que supone la entrada incontrolada de flotas asiáticas en la pesquería de atún tropical para la sostenibilidad de los stocks, según ha informado la Organización de Productores Asociados de Grandes Atuneros Congeladores (Opagac) en un comunicado.

En concreto, los pescadores españoles realizan esta solicitud ante la celebración esta semana de la reunión anual de la ComisiónInternacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT).

Además, solicitan que el Total Admisible de Capturas (TAC) de patudo aumente hasta las 75.000 toneladas, ya que esta especie está recuperándose después de años de aplicación de medidas de gestión, y reducir la actual prohibición de la pesca con dispositivos concentradores de peces (FAD, por sus siglas en inglés) establecida en 72 días.

- Publicidad-

Según Opagac, la eficacia de las medidas de conservación y ordenación aplicadas a las poblaciones de atún tropical por ICCAT en 2021 y el sacrificio realizado por las flotas que respetan la legalidad, podrían echarse a perder si el organismo regulador continúa sin conocer con exactitud el número de barcos que actualmente captura túnidos tropicales en el Atlántico.

La flota española considera que el límite a la capacidad debería aplicarse a las flotas de grandes potencias para no impedir el desarrollo de las pertenecientes a las naciones ribereñas como las africanas.

Los atuneros españoles hacen referencia explícita a la “entrada masiva” de barcos cerqueros de capital asiático abanderados en países como Liberia, Guinea-Conakri o Costa de Marfil, cuyo control de la actividad pesquera es “muy laxo”.

Por otra parte, Opagac justifica su solicitud de relajación de la veda a la pesca con FAD al situarse las capturas de rabil y patudo en 2021 por debajo de los TAC fijados para ese año y para mitigar asíla pérdida de rentabilidad de la flota.

De esta forma, para mantener un enfoque precautorio, la flota pide una veda de máximo de 45 días, de modo que el aumento del TAC se complemente con la relajación de ciertas medidas.

En concreto y según las cifras preliminares, la captura de atún rabil en el Atlántico, en 2021, se situó al nivel del TAC, establecido en 110.000 toneladas. Por su parte, las capturas de patudo habríanalcanzado las 46.000 toneladas, considerablemente por debajo del límite de 62.000 toneladas establecidas para el año pasado, y notablemente por debajo del TAC de 75.000 toneladas que propone la flota.

Respecto a esta última especie, el sector señala la presión añadida al stock debido a la entrada de nuevos buques abanderados en terceros países, fundamentalmente asiáticos, lo que obligó a ICCAT a establecer un programa de recuperación de 15 años (2020-2034).

Por su parte, el nivel de captura del listado oriental, la tercera especie objetivo de la flota española, se situaría en 197.000 toneladas en 2021, muy por debajo de la recomendación de 217.000 toneladas. Esto demuestra, según la flota española, el impacto positivo sobre esta población de las medidas de gestión aplicadas a los otros dos stocks.

De esta forma, Opagac reitera la “importancia” de que la gestión de las tres especies de túnidos tropicales sea diseñada conjuntamente, de manera que la gestión de una población contemple la aplicación de medidas consecuentes para minimizar el impacto sobre las otras dos.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.