Ibercaja capta 4.650 nuevas empresas hasta octubre, un 20% más

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

Ibercaja ha captado 4.654 nuevas empresas en lo que va de año, lo que supone un incremento del 20% respecto al mismo periodo del año anterior, una cifra que se eleva a 9.000 clientes desde la puesta en marcha de este segmento de banca de empresas en 2021, según ha informado hoy la entidad en rueda de prensa.

La directora de banca de empresas de Ibercaja, Teresa Fernández, ha señalado que la previsión para el conjunto de 2022 es cerrar en torno a los 10.000 clientes.

Por otro lado, esta área ha incrementado en 610 millones de euros la inversión crediticia entre enero y octubre de 2022, una cifra que podría rozar los 750 millones de euros a cierre del ejercicio. En 2021, el aumento del saldo de crédito fue de 510 millones de euros. En total, el saldo del crédito normal a empresas de la entidad ha alcanzado los 8.300 millones de euros, que representa el 26% del crédito bruto total.

- Publicidad-

Ibercaja ha destacado que en los últimos meses ha aumentado la financiación del circulante, de tal manera que se ha alcanzado un nuevo récord. En total, 8.000 millones de euros se han destinado a financiar la gestión de cobros y pagos de las empresas hasta octubre, un 28% más con respecto al mismo periodo de 2021, y con la previsión de alcanzar los 10.000 millones a cierre de 2022. Esto se debe tanto al dinamismo comercial como al incremento de precios que se están registrado en el mercado ante la elevada inflación, según ha explicado la directora de Desarrollo de Negocio de Empresas de Ibercaja, Cristina Mateo.

La nueva formalización de préstamos y créditos a empresas no inmobiliarias en la entidad ha registrado un crecimiento del 9,6% anual, alcanzando los 2.072 millones de euros hasta el 31 de octubre de 2022. Al respecto, Mateo ha señalado que actualmente se están retrasando las peticiones de financiación para inversiones, en detrimento de la financiación a corto plazo.

Dentro de estas formalizaciones, la entidad ha destacado la concesión de crédito ligado a la línea de avales ICO, donde ha dado en torno a 2.000 millones de euros, una cifra que se aumentará ante la puesta en marcha de la línea ICO Ucrania aprobada por el Gobierno el pasado mes de marzo.

Durante la rueda de prensa, Fernández ha explicado que el ‘salto’ al segmento de empresas de Ibercaja forma parte de su plan estratégico y tiene como objetivo diversificar los negocios en los que opera el banco, tradicionalmente centrado en financiación a empresas e hipotecaria. Así, en los dos años que lleva operando en este negocio, Ibercaja ha pasado de una cuota de mercado del 1,4% al 1,5% en el negocio de financiación a empresas.

EL 70% DEL CRECIMIENTO EN MADRID Y EL ARCO MEDITERRÁNEO

Por distribución geográfica, todos los territorios donde el banco opera han registrado un aumento de la actividad con empresas. Así, el 70% del crecimiento alcanzado tanto en volumen como en nuevas empresas se ha producido en Madrid y en el Arco Mediterráneo, las principales zonas de expansión de Ibercaja. Aragón también ha contribuido al crecimiento con un 15% del total.

Por tamaño o tipología de empresas, el foco de Ibercaja son las pymes, aunque se ha destacado la actividad de las grandes empresas en el giro en el entorno macroeconómico, de tal manera que están anticipando sus necesidades de financiación.

En esta situación, sin embargo, Ibercaja mantiene las ratios de morosidad más reducidas de su historia, con un 1,9% en el total del crédito del banco, y del 3% en el negocio de empresas.

ENTORNO COMPLEJO

Durante la rueda de prensa, el banco ha explicado que la inversión mantiene, en general, una “atonía” que no se ha despertado desde la pandemia. En concreto, ha explicado que en la salida de la pandemia, el consumo comenzó una recuperación a un mayor ritmo que la oferta, lo que provocó cuellos de botella que ya provocaron las primeras subidas de precios.

Posteriormente, en febrero, la guerra de Ucrania contribuyó a mantener la elevada inflación, impactando en los precios energéticos, lo que ha provocado una inflación elevada más persistente y mayor incertidumbre geopolítica, lo que “no gusta a nadie”, ha expresado Fernández.

En este contexto, los fondos Next Generation EU han comenzado a distribuirse, si bien no con el ritmo ni en el volumen esperado. Al respecto, el jefe de Estrategia Comercial de Banca de Empresas, José Antonio Ruiz, ha señalado que la intención con estos fondos era generar una ratio de cuatro o cinco euros por inversión privada por cada euro de fondo europeo.

Sin embargo, esta ratio todavía no se está produciendo en España. Para explicar esta situación, Ruiz ha señalado que se ha producido un “cúmulo” de factores, como la gran cantidad de fondos a gestionar, la atomización de las convocatorias o la “excesiva generación” de expectativas. “Las empresas en España no están acostumbradas a sacar el máximo partido de las ayudas europeas”, ha afirmado Ruiz, si bien ha confiado en que el reparto de estos fondos despegue en 2023.

En cuanto a los depósitos para empresas, Fernández ha indicado que Ibercaja todavía no está apostando por estos productos, a pesar de la subida de tipos del Banco Central Europeo (BCE), sino por fondos de inversión específicos para este segmento, que ofrecen “buena rentabilidad”, tanto para renta variable como fija.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.