La AHE señala una posible moderación en la producción hipotecaria en 2022 por la ralentización económica

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

La Asociación Hipotecaria Española (AHE) ve “posible” una moderación en los niveles de producción hipotecaria como consecuencia de la ralentización económica tras la invasión rusa de Ucrania, según se refleja en su informe sobre la actividad crediticia hipotecaria correspondiente a 2021.

Así, prevé que esta menor producción en la firma de hipotecas se traslade al saldo hipotecario con mayores descensos, aunque “de escasa significación”. Cabe resaltar que el saldo vivo hipotecario ascendió a 627.106 millones de euros a cierre de 2021, lo que supone una caída del 0,8%, menor a las que se vienen produciendo en los últimos años.

Sobre el mercado inmobiliario, la AHE destaca que los distintos indicadores han mostrado una evolución “muy favorable” en 2021, lo que podría ser consecuencia de una mejora de la confianza y de las expectativas tras el primer año de pandemia de Covid-19.

- Publicidad-

Para 2022, la asociación señala la posibilidad de que los precios de las viviendas adopten un comportamiento “más sostenido”, soportado, en gran medida, por una demanda “algo más contenida” a tenor de la situación de precios que registra el mercado, los riesgos a la baja en la actividad económica y unos tipos de interés moderadamente al alza.

Al respecto de este último elemento, explica que el escenario previsto de endurecimiento de la política monetaria como medida para contener la inflación ya se estaría descontando en la cotización del Euríbor a 12 meses. De hecho, este índice ha reflejado evoluciones al alza desde comienzos del nuevo año e, incluso, ha llegado a situar la tasa en valores positivos en abril, “después de más un lustro anclado en terreno negativo”, señala el informe.

SUBIDAS DE LAS HIPOTECAS A TIPO FIJO

La AHE indica que este escenario estaría llevando a “una gran mayoría” de entidades a rediseñar su catálogo, adaptando su oferta comercial al nuevo marco operativo en forma de subidas en las tasas de los préstamos a tipo fijo, al tiempo que implementan mejoras en las condiciones de los préstamos con cuota variable.

“El nuevo entorno, de hecho, afectará a las cuotas de las hipotecas vivas a tipo variable a las que les toque revisión próximamente, interrumpiendo así la senda potenciada por el entorno acomodaticio que ha venido generando a lo largo de los últimos años una rebaja en las cuotas de aquellos hogares españoles que contrataron un préstamo sometido a la evolución de un índice de referencia externo”, afirma la asociación.

Sobre los datos de 2021, la AHE señala que el volumen de crédito hipotecario otorgado durante el año ascendió a 59.425 millones de euros, una cifra que supone alrededor de un 35% más con respecto al ejercicio de 2020, afectado por la pandemia, y con respecto a 2019, cuando se implementó la Ley 5/2019 de Contratos de Crédito Inmobiliario (LCCI).

EVOLUCIÓN DE LA DUDOSIDAD

Por otro lado, los niveles de dudosidad de la cartera inmobiliaria e hipotecaria mantuvieron una evolución favorable a lo largo de 2021, con una reducción del volumen de dudosos tanto en los hogares como en el segmento de empresas, según afirma la AHE.

Para 2022, la asociación destaca los riesgos que han aflorado recientemente, derivados de las tensiones geopolíticas e inflacionistas, que añaden “cierta presión tanto a las familias, debido a la pérdida de su capacidad adquisitiva, como a las empresas, al comportar un grado de vulnerabilidad mayor el aumento de los costes de producción”.

La AHE afirma que, para mitigar el impacto, las entidades tendrán que dotar un volumen de provisiones “adecuado” donde se calibre correctamente la exposición de cada cartera crediticia.

“Ya en 2020 las entidades tuvieron que provisionar contablemente un volumen extraordinario de activos como consecuencia del deterioro provocado por la pandemia. Un escenario que, finalmente, no llegó a manifestarse con toda la intensidad que cabía esperar, y que posiblemente, pueda favorecer que en algunos casos las entidades no tengan que incrementar significativamente el volumen de provisiones, puesto que una gran parte de estos riesgos ya estarían provisionados”, apunta el informe.

REHABILITACIÓN DE VIVIENDAS

El informe también dedica un apartado a los visados para la rehabilitación de viviendas, que registraron un volumen próximo a los 27.200 permisos en 2021.

La AHE afirma que este mercado “está llamado a liderar el reto de la descarbonización y sostenibilidad de la economía” a través de las actuaciones de renovación del parque inmobiliario español comprendidas en el marco del Plan de Rehabilitación y Regeneración Urbana, dotado con hasta 6.820 millones de euros procedentes de los fondos europeos Next Generation EU.

Así, recuerda que este plan contempla la renovación de más de 500.000 viviendas españolas hasta 2026 y por encima del millón hasta 2030, si bien estarían “alejadas” de las necesidades de renovación del parque inmobiliario español, “uno de los más antiguos en Europa”.

La AHE señala que, entre las ayudas, se contemplan desgravaciones fiscales, así como un diverso grado de subvención respecto al proyecto de rehabilitación, gozando de mayor nivel de subvención aquellas viviendas o edificios en los que haya una mejora clara de la eficiencia energética y también aquellas zonas que por sus características de rentas bajas o vulnerabilidad requieran un mayor apoyo de los fondos públicos.

“Gran parte de las ayudas se articularán complementarias a la iniciativa privada, consiguiendo un efecto multiplicador de estas actuaciones”, concluye la asociación.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.