La AIE pide a Europa prepararse para un corte total del gas ruso sin descartar racionamientos

La inversión mundial en energía superará los 2 billones en 2022

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

Europa debe estar preparada para un cierre total del suministro de gas procedente de Rusia de cara al próximo invierno, lo que podría forzar a los gobiernos europeos a adoptar medidas de mayor calado, sin descartar el racionamiento, según ha advertido el director de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), el turco Fatih Birol.

“Europa debería estar lista en caso de que el gas ruso se corte por completo”, dijo Birol en una entrevista con ‘Financial Times’, donde apunta que, a medida que se acerque el invierno, se comprenderán mejor las intenciones del Kremlin. “Creo que los recortes están orientados a evitar que Europa se aprovisione”, añade.

- Publicidad-

En este sentido, el director de la agencia adscrita a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) considera que la reciente decisión de Rusia de reducir las exportaciones de gas hacia países algunos países europeos puede suponer un anticipo de nuevos recortes con el fin de que Moscú gane peso en su relación con Europa de cara al invierno.

De este modo, para Birol las medidas de emergencia tomadas por los países europeos con el fin de reducir la demanda de gas, incluyendo el regreso al carbón, están justificadas dada la escala de la crisis, a pesar del aumento de las emisiones de carbono.

No obstante, advierte de que las medidas adoptadas hasta ahora probablemente no vayan lo suficientemente lejos si las exportaciones rusas se interrumpen completamente, por lo que recomienda a los países hacer todo lo posible para preservar los suministros actuales para garantizar que un almacenamiento suficiente para el invierno.

“Creo que habrá más medidas sobre la demanda y más profundas a medida que se acerque el invierno”, apunta Birol, agregando que el racionamiento del gas sigue siendo una posibilidad real si Rusia recorta aún más las exportaciones.

En este sentido, países como Suecia y Dinamarca siguieron el martes a Alemania, Austria y los Países Bajos al anunciar la implementación de la primera fase de sus planes de emergencia para preservar el suministro de gas, aunque de momento ninguno de esos planes nacionales incluye aún el racionamiento.

LA INVERSIÓN ENERGÉTICA SUPERARÁ LOS 2 BILLONES EN 2022.

Por otro lado, la AIE prevé que la inversión mundial en energía aumente un 8% en 2022, hasta alcanzar los 2,4 billones de dólares (2,2 billones de euros), principalmente por el aumento de la energía limpia.

La agencia lamenta que, aunque alentadora, el aumento de la inversión aún está lejos de ser suficiente para abordar las múltiples dimensiones de la crisis energética actual y allanar el camino hacia un futuro energético más limpio y seguro.

Asimismo, advierte de que las dificultades de las cadenas de suministro también juegan un papel importante en el aumento general de la inversión, puesto que casi la mitad del incremento general en el gasto es un reflejo de los mayores costes, desde mano de obra y servicios hasta materiales como cemento, acero y minerales críticos.

Por otro lado, recuerda que la inversión en energía limpia creció solo un 2% anual en los cinco años posteriores a la firma del Acuerdo de París en 2015, aunque desde 2020 el ritmo de crecimiento se ha acelerado significativamente al 12%, gracias al respaldo fiscal de los gobiernos y al auge de las finanzas sostenibles, especialmente en las economías avanzadas.

De este modo, las energías renovables, las redes y el almacenamiento ahora representan más del 80% de la inversión total del sector eléctrico. El gasto en energía solar fotovoltaica, baterías y vehículos eléctricos ahora está creciendo a tasas consistentes con el objetivo de cero emisiones netas globales para 2050.

Además, aunque partiendo de una base baja, se está produciendo un rápido crecimiento del gasto en algunas tecnologías emergentes, incluyendo baterías, hidrógeno de bajas emisiones y almacenamiento de captura de carbono. Se espera que la inversión en almacenamiento de energía en baterías se duplique con creces hasta llegar a casi 20.000 millones de dólares (18.972 millones de euros) en 2022.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.