La CNMC alivia las cargas financieras de comercializadoras y consumidores directos del mercado eléctrico

Los altos precios del gas y la electricidad ponen en riesgo la viabilidad de muchas comercializadoras independientes

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha aprobado dos resoluciones que modifican las reglas del funcionamiento del mercado eléctrico y que “aliviarán las cargas financieras” que afrontan tanto las comercializadoras como los consumidores directos cuando compran y venden electricidad, ha informado hoy el organismo en un comunicado.

Las nuevas resoluciones también facilitarán la detección temprana de impagos y garantizarán la cobertura de los costes derivados de posibles reducciones de compras en el mercado diario.

La introducción de estos cambios se produce en un contexto de aumento de los precios en los mercados del gas y de la electricidad, una situación que, según la CNMC, está “tensionando de manera significativa” la actividad de las comercializadoras, en especial, de las independientes, cuya viabilidad puede estar en riesgo ante esta coyuntura.

De hecho, un grupo de comercializadores independientes solicitó a la CNMC que se revisara el sistema de garantías debido a que cada vez deben afrontar mayores costes por el aumento de los precios en el mercado, algo que les obliga a aportar más garantías al operador del mercado eléctrico (OMIE), y también ante la dificultad para acceder a avales bancarios.

Ante ello, OMIE propuso incluir un mecanismo que permita tanto a las comercializadoras como a los consumidores directos anticipar total o parcialmente el pago de sus compras, antes de la emisión de la nota de cargo semanal, con lo que liberan sus obligaciones de pago antes de la fecha de vencimiento de las facturas y, por tanto, reducen el volumen de garantías necesario para operar en el mercado.

Otra de las medidas introducidas por la CNMC para paliar esta situación consiste en la aplicación generalizada de una garantía adicional intramensual, la cual permite asegurar la cobertura de los costes derivados de posibles reducciones de compras en el mercado diario por parte de los agentes.

La CNMC también apunta a la introducción de un mecanismo de control para asegurar un nivel mínimo de garantías que respalde el aumento del consumo de las comercializadoras que incorporan nuevos consumidores a su cartera de clientes.

Para ello se requiere que los distribuidores comuniquen diariamente a OMIE la relación mensual de altas y bajas de los puntos de suministro asociados a cada comercializador, algo que hasta ahora se hacía de forma mensual. Con esta medida se prevé contener la deuda asociada a la actividad de comercialización.

Otro de los cambios establecidos es la posibilidad de adelantar cerca de mes y medio la liquidación intermedia con medidas de demanda, lo que permitirá reducir el volumen general de garantías depositadas por los comercializadores, así como la deuda que el sistema financia a los sujetos con mayores desvíos, y también reducir a su vez el volumen de futuros impagos.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.