La Comunidad de Madrid dice que la situación económica española está “fuera de control” a causa del Gobierno

Martín apuesta por sustituir los 8 impuestos que gravan la producción de energía por un impuesto que internalice los daños ambientales

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

La consejera de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura de la Comunidad de Madrid, Paloma Martín Martín, ha criticado este lunes el “desconcierto” de la situación económica española, que a su juicio “está fuera de control” por parte el Gobierno de España.

En los Desayunos de Europa Press que ha protagonizado esta mañana, Martín ha recordado que actualmente la inflación azota España, con cifras desconocida desde 1985, y ha señalado que los pronósticos económicos de la vicepresidenta Primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, “siempre han sido fallidos”.

- Publicidad-

“La sensación de desconcierto aumenta cuando escuchamos a Pedro Sánchez decir que la inflación habría sido aún mayor, aventurando incluso la cifra del 15%, si no se hubieran aplicado sus medidas. Resulta asombroso, primero, porque si algo ha caracterizado la actuación de su Gobierno en el último año es la negación del problema, como acabo de recordar con un simple repaso a la hemeroteca de la vicepresidenta económica”, ha indicado.

Y segundo, ha añadido la consejera, porque la tasa de inflación de nuestro país es la peor de los países de nuestro entorno más inmediato, empezando por nuestros vecinos Portugal (9%) y Francia (6,5%) y siguiendo por otras grandes economías del euro, como Alemania (8,2%) e Italia (8,5%).

A su juicio, “una vez más, se repiten los patrones de imprevisión, voluntarismo e irresponsabilidad, que ya caracterizaron la pésima gestión de la pandemia por parte del Gobierno de Sánchez, y cuyas consecuencias sufrimos todos los españoles”.

“El Gobierno de España tiene que coger las riendas porque no hay nadie el volante y solo toma medidas que distorsionan al mercado. Queremos valentía, certeza, verdad y responsabilidad. Ponemos nuestro modelo a disposición del Gobierno para que los ciudadanos lo conozcan porque otra forma”, ha indicado.

LOS COSTES ENERGÉTICOS

Otro gran problema, ha apuntado Paloma Martín, es el de los costes energéticos. “El catastrófico impacto de la crisis energética en España requiere un análisis específico sobre la preocupante dependencia de nuestro país y las políticas que en los últimos tiempos no han hecho más que agudizarla”, ha subrayado.

“Aunque el alza de los precios de la energía comenzó meses antes de la invasión rusa, ésta nos ha mostrado en toda su crudeza la fragilidad de nuestro mapa energético, con graves consecuencias para el poder adquisitivo de los ciudadanos y la competitividad de nuestras empresas”, ha proseguido.

En primer lugar, ha explicado Martín, España depende en un 74% de las importaciones energéticas, fundamentalmente gas y petróleo. La energía eólica y la solar sólo cubren el 30% del consumo anual, son discontinuas y no se pueden almacenar, “lo que hace imprescindible contar con energías de respaldo”.

En este punto, titular regional de Medio Ambiente ha hablado de la moratoria nuclear, que el actual Gobierno “se niega en redondo a cuestionar, es responsable de que contemos con tan solo 7 reactores nucleares, frente a los 57 que tiene Francia”.

“Pero es que, además, en los últimos años hemos prescindido radicalmente del carbón sin un plan alternativo. Y, en plena pandemia, procedió al cierre de 10 centrales térmicas, reduciendo aún más nuestra capacidad para generar energía de respaldo. Además, el Ministerio de Transición Ecológica, en su propuesta de Planificación Energética para el período 2021-2026, descartó el refuerzo de las interconexiones con el sistema eléctrico europeo”, ha dicho.

“Como consecuencia, por falta de conexiones, no podemos aprovechar nuestra infraestructura regasificadora para ofrecernos como país intermediario para enviar gas a Europa y, además, vemos limitado nuestro acceso al gran parque nuclear francés. Por si esto fuera poco, en el peor momento, el Gobierno de Sánchez ha provocado un conflicto diplomático con Argelia, nuestro principal proveedor de gas, al cambiar, repentinamente y por oscuras razones nunca aclaradas, la tradicional postura de España sobre el Sáhara Occidental”, ha criticado.

Sobre este cúmulo de despropósitos, ha continuado la protagonista de los Desayunos de Europa Press, “que han acentuado la debilidad de nuestro mapa energético, se añade una fiscalidad exacerbada que supera el 60% del coste total de la factura eléctrica”.

“El resultado de todo ello es que tenemos la segunda electricidad más cara de toda la Unión Europea y las medidas que está improvisando el Gobierno, en el mejor de los casos, llegan tarde y son insuficientes. En el peor, son contraproducentes y van a agravar los problemas a medio y largo plazo”, ha asegurado.

Respecto al descuento de 20 céntimos en los combustibles ha sido para Martín “un parche” porque desde que esta medida entrara en vigor a finales de marzo, España es el país europeo donde más ha subido el precio del diésel y la gasolina: 27 y 31 céntimos, respectivamente.

El tope de gas se ha saldado, según la consejera de Medio Ambiente, con “otro rotundo fracaso”. Desde que entró en vigor la excepción ibérica, el precio de la luz se ha incrementado de media un 9,8%, cuando el Gobierno anunció que permitiría rebajar hasta un 40% los precios del mercado mayorista, ha apuntado.

“Para acabar de arreglarlo, la retórica populista del Gobierno, amenazando constantemente con nuevos impuestos y medidas intervencionistas, ahuyenta las inversiones y compromete el necesario fortalecimiento de nuestro mapa energético”, ha agregado.

POSIBLES SOLUCIONES

La consejera madrileña ha puesto sobre la mesa posibles solucones a estos problemas como sustituir los 8 impuestos estatales que gravan actualmente la producción de energía por un impuesto que internalice los daños ambientales, estudiar la suspensión temporal e inmediata del impuesto al CO2 y del impuesto de hidrocarburos y reducir las subvenciones que no tienen nada que ver con la generación de electricidad, como las garantías de potencia o las primas a las renovables y traspasar sobrecostes (como el déficit de tarifa) de la factura de la luz a los Presupuestos Generales del Estado.

A medio plazo, ha continuado Martín, deben aprovecharse los fondos europeos para reforzar las interconexiones, tanto eléctricas como gasistas, con el sistema europeo, abrir el debate sobre la prolongación de la vida útil de las centrales nucleares, así como sobre el levantamiento a la prohibición impuesta por el gobierno de Sánchez, de explotar recursos naturales “como, por ejemplo, el litio para las baterías y el zinc para los microchips, ambos esenciales en la fabricación de vehículos eléctricos, o el uranio para las centrales nucleares”.

“A largo plazo, si queremos tener un mapa energético seguro, estable, barato, independiente y descarbonizado, debe rediseñarse el mix energético para avanzar en la electrificación de la demanda. Ello exige asegurar la presencia en el mix en una proporción adecuada de todas las tecnologías disponibles, tanto discontinuas como de respaldo”, propone

Además, ha indicado Martín, España necesita una transición energética racional e inteligente y, para ello, lo primero es “no cargarla sobre las espaldas de los ciudadanos, de las clases medias y de los más vulnerables, que es lo que se ha hecho”.

“La descarbonización es un objetivo que todos compartimos, pero es responsabilidad del actual Gobierno de la Nación el haber elegido una vía y una velocidad que nos han hecho descarrilar en cuanto han aparecido las primeras curvas. Y el problema radica en que han actuado guiándose por criterios meramente ideológicos y de propaganda política, de espaldas al rigor técnico y económico”, ha concluido la consejera, que también ha puesto en valor la congelación del precio del agua del Canal y del abonos transportes.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.