La pandemia impulsó la deuda global en 2020 hasta un récord de 195 billones, según el FMI

El impacto de la pandemia del Covid-19 en las finanzas públicas y privadas durante 2020 provocó que la deuda pública y privada a nivel mundial experimentará un incremento del 14% durante el año pasado, hasta alcanzar los 226 billones de dólares (195 billones de euros), según se desprende del informe ‘Monitor Fiscal’, elaborado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y publicado este miércoles.

Esta cifra supone un récord histórico no solo por haber llegado a esa cota. El incremento de 27 billones entre 2019 y 2020 también es el mayor alza anual registrado por el FMI. Este abultado incremento se debe en gran medida a los países avanzados y China, que contribuyeron al aumento en un 90%, mientras que los mercados emergentes y las economías de bajos ingresos apenas contribuyeron al alza con un 7%.

En términos relativos, la deuda pública escaló hasta el 99% del producto interior bruto (PIB) durante el año pasado, mientras que la deuda de los hogares creció al 58% y la de las empresas no financieras se elevó hasta el 99%.

“El incremento de la deuda pública en 2020 estuvo plenamente justificado por la necesidad de responder al Covid-19 y a sus consecuencias económicas, sociales y financieras”, ha subrayado el director del Departamento de Asuntos Fiscales del FMI, Vitor Gaspar, durante la rueda de prensa en la que ha presentado el documento.

- Publicidad-

“Estimamos que las economías avanzadas recuperarán la senda de crecimiento previa al Covid. El apoyo fiscal persistirá, pero el gasto, los ingresos y el balance primario se acercará gradualmente a su nivel anterior al Covid”, ha añadido el técnico del Fondo.

La estimación del organismo multilateral es que la deuda pública se reduzca en un punto porcentual este año y otro punto adicional el que viene. Tras eso, se estabilizará en torno al 97% del PIB. “Los países tendrán que calibrar sus políticas fiscales de acuerdo a sus circunstancias únicas, incluyendo la ratio de vacunación y la fortaleza de la recuperación”, ha apostillado el FMI en blog anexo al informe.

El Fondo también prevé que los países en desarrollo registrarán un aumento de entre 65 y 75 millones de pobres a finales de este año como consecuencia de la crisis desatada por la pandemia y sus frágiles finanzas públicas. Debido a esto, la entidad ha instado a esos países a incrementar “gradualmente” los ingresos fiscales cuando sea necesario y a mejorar la eficiencia del gasto.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.