Randstad constata una aceleración de la contratación indefinida desde comienzos de año

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

El informe de Randstad Research, presentado este jueves, constata una aceleración de la contratación indefinida desde comienzos de año y un frenazo de la temporal, que sigue la tendencia iniciada en 2021, con un 41,5% de los contratos indefinidos procedentes de la conversión.

La tasa de temporalidad se situó en el 25,4% durante el último trimestre de 2021, lo que implica que tres de cada cuatro trabajadores son indefinidos. En el sector público, la tasa de temporalidad fue del 30,9%, y se mantiene por encima de las cifras del sector privado por duodécimo trimestre consecutivo.

Randstad también señala en su informe ‘Mercado de trabajo en 50 titulares’ que el número de Empresas de Trabajo Temporal (ETT) cayó a finales de 2021 a los niveles de 2014. Estas empresas dieron empleo a 2,34 millones de trabajadores únicos en 2021, un 16,2% más que el año anterior, pero por debajo de las cifras de 2019.

Los contratos entre las empresas usuarias y las ETT, conocidos como contratos de puesta a disposición, aumentaron un 19,1% interanual en 2021.

LA CIFRA MÁS BAJA DE TRABAJADORES EN ERTE

Al cierre de febrero de este año, el número de trabajadores en expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) fue de 115.311, la cifra más baja desde el comienzo de la pandemia, y apenas representa un 0,6% del total de empleados.

La reducción del número de trabajadores en ERTE comenzó a apreciarse en febrero de 2021, después de haber alcanzado los 3,4 millones de trabajadores en abril de 2020.

Por comunidades autónomas, estos instrumentos cuentan con más incidencia en Canarias, un 1,5%, y en Baleares, un 1,3%. Por el contrario, en Murcia solo tienen una representación del 0,2%, en tanto que en Extremadura, La Rioja, Navarra y Aragón es del 0,3%.

El director de Randstad Research, Valentín Bote, señala que “la reducción de las cifras de trabajadores acogidos a ERTE, junto a la recuperación de los niveles de paro previos a la irrupción de la crisis, indican de manera ostensible que la recuperación económica marcha en la dirección correcta”.

No obstante, recuerda que todavía existen amenazas como el conflicto entre Rusia y Ucrania, el alto coste de la energía y el paro de transporte.

DESEMPLEO EN NIVELES PREVIOS A LA CRISIS

La cifra de parados cerró 2021 en 3,1 millones, con una tasa de paro del 13,3%, como recuerda Randstad. Eso supuso una bajada de 1,2 puntos porcentuales en el cuatro trimestre de 2021 y una vuelta a los niveles previos a la crisis, cuando era del 13,8%.

La afiliación creció un 4,5% interanual y la afiliación a la Seguridad Social también supera las cifras previas a la pandemia, aunque los datos incluyen a los afectados por ERTE y los autónomos con actividad reducida.

Los sectores que mejor se han recuperado son el de la educación, las actividades sanitarias, las relacionadas con la informática, la agricultura y la construcción. Por el contrario, la hostelería, el comercio y los empleados domésticos todavía arrastran las consecuencias de la pandemia.

1,6 MILLONES DE EMPLEADOS TELETRABAJAN

La recuperación del empleo también ha conllevado una vuelta a la normalidad y a la presencialidad, y en la actualidad apenas teletrabaja de manera habitual un 8% de los profesionales, unos 1.600.000 ocupados.

Por comunidades autónomas, el teletrabajo tiene más aceptación en Madrid (14,5%) y Cataluña (9,7%), mientras que en Ceuta esa cifra cae al 1,7%.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.