Red Eléctrica participa en un proyecto pionero para llevar internet a la España despoblada

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

El Grupo Red Eléctrica colabora en un proyecto pionero comunitario en el Nordeste de Segovia en el que ha puesto la fibra óptica de la red de transporte de electricidad a disposición para facilitar acceso a Internet de ultra alta velocidad a municipios con muy poca población, lo que les confiere poco atractivo comercial para los grandes operadores de telecomunicaciones, informó la compañía.

En concreto, el proyecto permite a los propios vecinos ser propietarios de la infraestructura que dota de conexión de 1.000 megabytes (Mbps) a sus hogares y negocios.

Un 13,4% de las zonas rurales en España todavía no cuenta con acceso a Internet de al menos 30 Mbps de velocidad y un 50,2% carece de cobertura de redes ultra rápidas -más de 100 Mbps-, según el informe de cobertura de banda ancha del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital 2019.

El director de Sostenibilidad de Grupo Red Eléctrica, Antonio Calvo Roy, señaló que la brecha digital es “un factor de desigualdad y que contribuye a la despoblación de nuestros pueblos”, por lo que la conectividad es “básica no solo para que una persona decida quedarse, volver o iniciar su proyecto de vida en un pueblo con los mismos derechos digitales que si viviera en la ciudad, sino también para que tenga a acceso a todos los servicios públicos”.

PROMOVIDA POR NORDESNEST.

La iniciativa, promovida por la asociación sin ánimo de lucro Nordesnet, se está desarrollando en tres municipios del Nordeste de Segovia que no suman ni 180 habitantes: Castroserracín, Navares de las Cuevas y Cerezo de Abajo. El objetivo es ampliarlo a más de 50 municipios de la comarca, donde la densidad de población es inferior a seis habitantes por kilómetro cuadrado, la mitad de lo que la Unión Europea establece para considerar una zona como ‘desierto demográfico’ (12 habitantes por km2).

Nordesnet se ha constituido como operador de telecomunicaciones y ha creado una red de conexión ultrarrápida que se nutre de la fibra óptica oscura que contienen los cables de una línea cercana de Red Eléctrica, que facilita su acceso y conexión.

La Fundación Guifi.net, artífice de una red de telecomunicaciones libre, abierta y neutral en Cataluña, es la encargada de iluminar la fibra.

Una iniciativa impulsada y gestionada por los habitantes de los pueblos Nordesnet da respuesta a una necesidad de la población de la zona y se gestiona como una ‘hacendera digital’, de modo que los propios habitantes, empresas y administraciones que lo desean invierten y participan en el despliegue de la red en su localidad. Quienes no desean invertir pueden contratar los servicios como a cualquier otro proveedor de internet.

Calvo Roy consideró que hay que “desterrar” la idea de que los pequeños municipios, los pueblos y aldeas solo se pueden dedicar al sector primario, a la actividad agropecuaria.

“Es un sector importante y se puede mejorar muchísimo aplicando la digitalización, la conectividad y las nuevas tecnologías, por ejemplo, para un mejor control de las plagas o una gestión del agua más eficiente. Ahora bien, hay que dar el salto y ampliar el horizonte vital y la contribución del medio rural a todos los ámbitos en los que la vida personal y profesional se puede desarrollar”, dijo.

Grupo Red Eléctrica tiene como objetivo para 2030 garantizar la conectividad al 100% de quienes habitan en el entorno de sus instalaciones.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

top stories.