Sindicatos convocan protestas por el desmantelamiento de la planta de Schneider Electric en Griñón (Madrid)

Para la próxima semana

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

CC.OO. de Madrid ha convocado dos concentraciones de protesta para la próxima semana en protesta por la decisión de la empresa francesa Schneider Electric de deslocalizar la producción de la fábrica de Griñón (Madrid) para “salvar” otras plantas europeas.

En un comunicado, la Federación de Industria del sindicato ha anunciado que los días 20 y 21 de enero llevarán a cabo dos concentraciones para denunciar que el plan puesto en marcha por la empresa empuja “al precipicio” a más de 180 familias que dependen de su actividad en la localidad del sur de la región.

El primero de los actos tendrá lugar el día 20, a partir de las 12 horas, frente a la Embajada de Francia en Madrid, ubicada en el número 9 de la calle Salustiano Olózaga, en defensa del empleo.

Dos días después, el 22 de enero, se realizará otras concentración en la plaza del Ayuntamiento de Griñón y en el marco de la cual la plantilla hará partícipe a la Corporación local de sus principales reivindicaciones.

El sindicato ha denunciado que “a pesar de contar con un producto de futuro y con niveles de rentabilidad más que aceptables” –se dedica a la transformación digital de la gestión de la energía y la automatización–, la multinacional francesa ha tomado la “traumática” decisión “de salvar puestos de trabajo en otras plantas europeas a costa del desmantelamiento de la planta de Griñón”.

En concreto, la multinacional francesa deslocalizará una parte importante de la producción de Griñón hacia la planta de Schneider Electric Stezzano en Italia, “poniendo en grave riesgo viabilidad del centro de trabajo”.

En el pasado, la plantilla ya aceptó medidas de ajuste para optimizar la eficiencia de la planta. Además, el sindicato se ha ofrecido a negociar un plan industrial que “garantice el empleo de todas las familias que dependen de la planta y que dote de certidumbres a una plantilla que hoy ve su futuro incierto”.

“Con un producto lejos de la obsolescencia, unos niveles productivos aseados, un capital humano con una curva de aprendizaje óptimo y unas instalaciones con potencial, la multinacional ha decidido priorizar cuestiones geopolíticas a las empresarialmente razonables”, ha denunciado CC.OO.

“O hay un plan industrial aceptable o que la empresa entienda que contará con un gran rechazo social”, ha advertido el sindicato.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.