UGT alerta de que el IPC “desbocado” puede acabar generando un “importante agravio” para los trabajadores

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

UGT ha alertado este viernes de que el “desbocado” Índice de Precios al Consumo (IPC), situado en el 7,6% en febrero, puede acabar generando “un importante agravio para la clase trabajadora”, en un contexto en el que las previsiones para el resto del año se mantendrán altas ante “las adversas consecuencias” de la guerra en Ucrania, sobre todo en lo referente a los precios de la energía.

El sindicato ha instado a “proteger la capacidad adquisitiva” de los trabajadores, con una adecuación salarial a la situación inflacionista y también ha pedido un aumento de los salarios de convenio, unido a la introducción de cláusulas de revisión salarial.

UGT defenderá ambas cuestiones en la negociación del Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC), que se encuentra en negociación entre la patronal y las sindicatos. “Es una cuestión fundamental para asegurar que las subidas se realizan teniendo en cuenta la realidad productiva de las distintas empresas”, ha expresado el sindicato en un comunicado.

Del mismo modo, ha solicitado al Gobierno que adopte “medidas extraordinarias” para reducir el coste de acceso a la energía. Entre ellas, UGT propone reformar el funcionamiento de los mercados energético y reformular los mecanismos de redistribución para obtener recursos puntuales de aquellas personas o empresas que están obteniendo beneficios extraordinarios con la situación actual.

El IPC subió un 0,8% en febrero en relación al mes anterior y elevó su tasa interanual 1,5 puntos, hasta el 7,6%, su tasa más alta en casi 36 años, concretamente desde diciembre de 1986, según los datos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Con el dato de febrero, el IPC interanual encadena su decimoquinta tasa positiva consecutiva y suma tres meses seguidos en tasas superiores al 6%, niveles que no se veían en tres décadas.

La inflación subyacente (sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) aumentó en febrero seis décimas, hasta el 3%, con lo que se sitúa más de 4,5 puntos por debajo de la tasa del IPC general. Es la tasa más elevada de la subyacente desde septiembre de 2008.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.