Bankinter empezará a tomar posiciones en renta variable cuando el S&P 500 caiga hasta los 3.400 puntos

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

Bankinter ha decidido reenfocar su estrategia de inversión para este trimestre y recomienda empezar a tomar posiciones en renta variable cuando el S&P 500 alcance un nivel de 3.400 puntos, lo que considera “razonable” y daría de cara a 2023 un PER de entre 13 y 14,4 veces.

El director del departamento de análisis y mercados de Bankinter, Ramón Forcada, ha destacado en un encuentro con los medios celebrado este martes que el mercado reaccionará antes que la economía, que seguirá sufriendo.

De todas formas, el analista Juan Tuesta ha incidido en que el ajuste de los mercados no ha terminado, pero que ese momento “está cerca” y la situación mejorará después del verano.

- Publicidad-

La previsión de la entidad de entre 3.100 y 3.400 puntos para el S&P 500 en el tercer trimestre, por ejemplo, supone una caída adicional del 12,7% respecto a sus niveles actuales, en tanto que para el principal indicador de la Bolsa española, el Ibex 35, espera una caída adicional del 0,5% hasta situarse en los 8.200 enteros.

Desde un punto de vista sectorial, la firma mantiene el mensaje defensivo y de exposición sectorial muy concentrada en pocos sectores que son “capaces de capear el temporal”: materias primas, infraestructuras, banca (especialmente española y doméstica) y defensa.

Forcada anticipa un verano difícil y un otoño incierto, en tanto que a partir de septiembre ya habrá oportunidad para tomar posiciones.

En renta fija, el analista Rafael Alonso ha señalado que el mercado de bonos está en su peor momento desde la década de 1990, debido a la inflación, la subida de tipos y la retirada de estímulos por parte de los bancos centrales.

“La inflación pesa como una losa en los bonos”, ha señalado, ya que afecta a los rendimientos y los hace menos atractivos. En esta situación, Alonso recomienda proteger y disminuir el riesgo de duración, si bien los más atrevidos pueden encontrar oportunidades en crédito.

PREVISIONES MACROECONÓMICAS

La entidad espera una inflación del 5% para este año, del 3,3% para el que viene y del 2% para 2024, con una moderación de los precios “más progresiva de lo esperado” y desde unos niveles más altos.

En cuanto al PIB, prevé un crecimiento del 4% para este año, del 2,6% para el que viene y del 2% en 2024, un impacto causado por la caída del consumo privado. La tasa de paro esperada para 2022 se situará en torno al 13,4%, según ha explicado la analista Aránzazu Cortina.

El equipo de análisis de Bankinter cree que la inflación irá decayendo a medida que se vayan subiendo los tipos, algo a lo que el Banco Central Europeo (BCE) “llega tarde”.

“Cuanto mas rápido se haga, mejor”, ha destacado Forcada, que cree que cuando el organismo quiera realizar estas subidas se verá limitado en su capacidad de maniobra.

Se prevé que el BCE suba 25 puntos básicos en su próxima reunión de junio y otros 50 en septiembre. Forcada considera que el ‘shock’ de materias primas hay que resolverlo con subidas de tipos, ya que los impuestos son ya bastante altos, mientras que es inevitable que estas acciones acaben desacelerando la economía.

El departamento de análisis de Bankinter cree que la economía global se situará en la frontera de la recesión, ya que controlar la inflación “va a llevar tiempo”.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.