Cos reconoce que ya hay un pacto de rentas “implícito” por la moderación de salarios y márgenes empresariales

SANTANDER, 24 (EUROPA PRESS)

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha reconocido este viernes en Santander que ya existe un pacto de rentas “implícito” por la falta de actualización generalizada de los salarios conforme a la inflación y una “moderación” de los márgenes empresariales en lo que va de año.

En su intervención en los cursos de verano de la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), De Cos ha insistido en la conveniencia de alcanzar un acuerdo entre sindicatos y patronales para repartir los costes de la actual crisis de precios.

Sin embargo, a renglón seguido, ha señalado cómo este pacto de rentas “se está produciendo de facto”. “Los salarios reales están cayendo y los márgenes empresariales están teniendo una evolución moderada en los últimos meses”, ha dicho.

- Publicidad-

En todo caso, ha apuntado que este “pacto implícito que se está produciendo”, a su juicio, se debería formalizar en un acuerdo con subidas salariales por debajo de la inflación real y que “modere también los márgenes empresariales” para “anclar en un futuro” esta senda.

ANTE LAS CRÍTICAS, RECUERDA QUE TODO EL CONGRESO “ALABÓ” SU TRABAJO

Por otro lado, preguntado por las críticas recibidas en las últimas semana, tras reclamar que las pensiones y los sueldos de los funcionarios se incluyeran en este pacto y no se actualizaran conforme al IPC, De Cos ha declinado hacer “un comentario sobre otros comentarios que otras personas hacen en medios de comunicación”.

El gobernador ha reivindicado el “rigor y la independencia” como “los dos pilares” sobre los que trata de cimentar su mandato y ha recordado que “todo el espectro político” en el Congreso “alabó” el trabajo del Banco de España en su última comparecencia para presentar su informe anual.

MEDIDAS FOCALIZADAS Y TEMPORALES

En cuanto a las nuevas medidas que el Gobierno prevé aprobar este sábado en Consejo de Ministros en el nuevo decreto contra las consecuencias económicas de la guerra de Ucrania, el gobernador ha afirmado que la posición del Banco de España en esta crisis es que la política fiscal debe jugar un papel distinto al que jugó durante la pandemia, dado que el margen fiscal ahora es menor y a que está teniendo lugar un episodio inflacionista “al que la política fiscal debería contribuir”.

“Las medidas fiscales deben ser focalizadas en los más vulnerables y ser de carácter temporal para no dañar el déficit estructural”, ha señalado en respuesta a si las nuevas medidas del Gobierno deberían ser generales o centrarse en los más vulnerables.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.