El sector de las telecomunicaciones generó cinco empleos indirectos por cada empleo directo

El peso del sector audiovisual en la economía española fue del 1,2%

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

El sector de las telecomunicaciones supuso el 3,3% de la actividad de la economía española (valor añadido bruto o VAB) de 2018 y generó cinco empleos indirectos por cada puesto de trabajo directo que creó.

Según el informe elaborado por la Cámara de Comercio de España y la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales, el peso directo de las telecomunicaciones en la economía fue del 1,4%, mientras que llegó a generar el 3,3% si se añaden efectos indirectos por sus relaciones con otros sectores como los servicios de correos y mensajerías o servicios profesionales, científicos o técnicos.

Las telecomunicaciones han perdido peso progresivamente, ya que llegaron a representar el 2,1% en 1995, una tendencia en la línea con el resto de países del entorno de España, donde el sector sigue teniendo más peso que en la media europea.

En cuanto al empleo, en 2018, proporcionaba trabajo de manera directa a 75.100 personas, mientras que de forma indirecta empleaba a 399.790 trabajadores para un total de casi medio millón.

Además, se trata de uno de los sectores más productivos, ya que genera 126.000 euros por empleado, más del doble que la media española, y el más productivo de los países del entorno.

Asimismo, más de dos terceras partes de las empresas han aumentado sus plantillas en los últimos dos años, aunque la mayoría tuvo dificultades para encontrar el personal que necesitaban, lo que supuso también la mayor barrera para crecer, según las propias compañías.

No obstante, solo el 0,59% del empleo total de la economía española era generado por las empresas de telecomunicaciones.

En una encuesta que acompaña el estudio, el 44,3% de las empresas consideró que el sector tiene una competencia muy elevada y que el tamaño de la empresa o la dificultad para conseguir avales fueron las principales dificultades para acceder a financiación.

El 27,1% de las empresas tiene negocio internacional, pero de ellas, solo una décima parte extrae más del 50% de sus ingresos del extranjero, mientras que más del 40% reciben menos de un 10%.

En cuanto a la inversión, más del 36% invirtió en i+D+I y el 44% espera que incrementará su facturación en 2021 respecto a 2020.

SECTOR AUDIOVISUAL

El informe también analiza el peso de la economía del sector audiovisual, que fue del 1,2% en la economía española si se aprecian los impactos indirectos y de un 0,5% si solo se tienen en cuenta los directos, en la línea de la economía europea.

El número de empresas ha descendido un 5,8% entre 2008 y 2019 hasta las 9.695.

Los empleos también decrecieron entre 2008 y 2019 (último año disponible) y los empleados del sector audiovisual suponían en esa fecha un 0,4% de los trabajadores en España.

Por cada puesto de trabajo generado por el sector, se creó otro en el tejido de la economía española hasta llegar a un total aproximado de 205.118 empleados del audiovisual.

La productividad es ligeramente superior al sector español con 63.035 euros por empleado frente a la media de 56.385 euros.

El 43,6% de los empresarios del audiovisual también consideran que hay una competencia muy alta en su sector y consideran que su mayor barrera para la financiación ea la falta de conocimiento de su trabajo por parte de las entidades que deben otorgarles liquidez.

Asimismo, el sector audiovisual destaca por el elevado porcentaje (por encima del 40%) de empresas que cuentan con ingresos internacionales.

De hecho, una de cada cinco percibe al menos la mitad de sus ingresos en el exterior.

En el sector audiovisual, la mitad de las empresas no ha aumentado sus plantillas en los últimos dos años y han señalado como principales barreras la legislación laboral y la dificultad para encontrar financiación privada.

Casi el 40% de las empresas considera que su facturación aumentará en 2021, pero, pese a esto, más del 70% no valora aumentar sus plantillas ya puesta por mantener la estabilidad.

LA IMPORTANCIA DE LOS FONDOS EUROPEOS

Tras la presentación del informe, el director general de Ametic, Francisco Hortigüela, ha subrayado que el Gobierno tiene un “plan muy potente en la parte de digitalización y transición energética”, pero que el reto será ejecutarlo.

El directivo ha remarcado que las infraestructuras de telecomunicaciones han funcionado de forma “espectacular” durante la pandemia, pero ha alertado de la falta de perfiles tecnológicos, un desafío que su asociación lleva seis años trabajando para solucionar.

Hortigüela ha lamentado no poder conseguir que las carreras científicas sean atractivas para los jóvenes, un proceso que señala “lleva tiempo”.

En la misma línea se ha manifestado el director general de DigitalEs, Víctor Calvo-Sotelo, que ha enfatizado que se trata de “un momento histórico” en el que hay que transitar a una economía “más agil y más innovadora” que se adapta al mundo digital y supla las carencias que tiene el tejido productivo ahora.

Entre ellas, ha hecho alusión a la falta de talento digital y ha recalcado que DigitalEs calcula que hay 70.000 puestos técnicos vacantes por falta de candidatos en España y que la cifra podría llegar a 100.000 a finales de año.

No obstante, Calvo-Sotelo ha remarcado que muchos perfiles podrían cubrirse con cursos de seis meses o programas de formación profesional de un año de duración.

Por su parte, Cristina Morales, secretaria general de Ordenación de los Servicios de Comunicación Audiovisual, ha subryado que también faltan técnicos en el sector audiovisual y ha señalado el reto de tamaño que este sector afronta para digitalizarse, ya que casi la mitad de las empresas son micropymes.

Para afrontar la digitalización de las pequeñas empresas, el directivo de Ametic ha insistido en la importancia de un “cambio de cultura” que empiece por los dueños de las empresas, que deben tener la digitalización como la prioridad número uno.

Hortigüela ha destacado que el reto de llegar a las pymes es “muy complicado”, pero que hay que hacer las ayudas accesibles para todas extendiendo la flexibilidad y creando objetivos de medición razonables dentro del marco europeo.

El directivo ha recrodado que esto es importante también para poder gestionar la totalidad de los fondos y ejecutarlos para no tener que devolverlos, como ha ocurrido con numerosas ayudas europeas.

En el campo audiovisual, Morales ha subrayado que gran parte del sector es totalmente digital y que exporta mucho, como ocurre, por ejemplo, con los videojuegos.

Asimismo, la secretaria general ha subrayado que muchas producciones internacionales van a España a rodar, pero se encuentran con problemas que deben solucionarse con los fondos como que los técnicos son muy “buenos”, pero no hablan inglés.

Esta ha hecho hincapié a que “por primera vez” el audiovisual es una prioridad estratégica del Gobierno y ha insistido en el trabajo de interlocución con el sector privado que está llevando a cabo el Ejecutivo para crear un entorno de seguridad jurídica y apoyar a las empresas.

Entre las medidas que contempla el plan Spain ‘Hub’ Audiovisual, se encuentra la revisión de la ley de cine, la aprobación de una ley audiovisual, planes de internacionalización con el ICEX y la revisión de los trámites e instrumentos financieros.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.