La junta de Santander aprueba el dividendo, la reelección de cinco consejeros y el reequilibrio en la cúpula

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

Banco Santander ha celebrado hoy su junta ordinaria de accionistas, donde se ha dado el visto bueno al reequilibrio de poderes entre su presidenta ejecutiva, Ana Botín, y el consejero delegado, José Antonio Álvarez, así como al reparto de un dividendo complementario en efectivo de 0,0515 euros por acción y la reelección de cinco consejeros, entre otras cuestiones.

El encuentro se ha realizado en segunda convocatoria en la Ciudad Financiera que el banco tiene en Boadilla del Monte (Madrid) a las 13.00 horas y los accionistas han podido asistir tanto de forma presencial como a través de medios telemáticos.

Por un lado, la junta de accionistas ha aprobado el reequilibrio de poderes entre Botín y Álvarez, de forma que el consejero delegado reportará directamente al consejo de administración, y no a la presidenta, como ha venido haciendo hasta la actualidad. Se trata de una situación solicitada por el Banco Central Europeo (BCE), de forma que la entidad busca adelantarse a cumplir con el deseo del supervisor.

De esta forma, el ‘número dos’ de Santander continúa al frente del negocio, mientras que Botín sigue como primera ejecutiva enfocada en la estrategia del grupo bancario a largo plazo. Además, ha sumado a sus responsabilidades las áreas de PagoNxt y Digital Consumer Bank.

Por otro lado, los accionistas han dado el visto bueno al reparto de un dividendo complementario en efectivo de 0,0515 euros, lo que equivaldría a 865 millones de euros (el 20% del beneficio ordinario del segundo semestre del pasado año), que se pagaría a partir del 2 de mayo de 2022.

Se trata de una cuestión que ha provocado las quejas de varios accionistas, al igual que la evolución del precio de la acción de Santander, que actualmente cotiza en los 3,18 euros por título. En 2007, antes de la crisis financiera global, la acción del banco llegó a los 12 euros por título.

Al respecto, Botín ha señalado que el banco “no puede controlar” el mercado y ha defendido los programas de recompra de acciones, como el que tiene en marcha la entidad, al considerarlos como “una de las mejores formas” de remunerar a los accionistas, ya que la acción “no está valorada como debería”.

En total, Santander prevé repartir a los accionistas a cuenta del ejercicio 2021 unos 3.400 millones de euros, la mitad en efectivo y la otra mitad como recompra de acciones, lo que equivale a una rentabilidad por dividendo del 7% y a un ‘pay-out’ del 40%.

Asimismo, la junta ha votado a favor de autorizar al consejo para que pueda realizar dos reducciones de capital tras los programas de recompra puestos en marcha por la entidad –uno realizado en el cuatro trimestre de 2021 y ya finalizado, por un importe total de 841 millones de euros, y otro iniciado el pasado 15 de marzo por valor de 865 millones de euros–.

En concreto, el banco había propuesto una reducción de capital de 129 millones de euros mediante la amortización de 259,93 millones de acciones que la entidad adquirió en el primer programa de recompra, y otra por un importe máximo de 865 millones de euros, mediante la amortización de un máximo de 1.730 millones de acciones.

Igualmente, la junta ha delegado en el consejo de administración la decisión de acometer otra reducción de capital por un importe máximo de 867 millones de euros, equivalentes a un 10% del capital social del banco, mediante la amortización de un máximo de 1.734 millones de acciones, en el marco de la remuneración al accionista que el consejo pueda acordar para los resultados del ejercicio 2022.

Esta reducción podrá realizarse a través de uno o varios programas de recompra de acciones, o a través de otros medios, delegándose en el consejo de administración la facultad de acordar la reducción y fijar las demás condiciones.

En este sentido, la presidenta del banco ha reafirmado la intención de la entidad de repartir en 2022 el 40% del beneficio ordinario que se obtenga, incluyendo otra recompra de acciones, que se prevé que represente alrededor de la mitad del ‘pay-out’.

Además, ha señalado que el banco aspira a aumentar el ‘pay-out’ por encima del 40% “más allá de 2022”.

Por otro lado, se ha aprobado delegar una autorización al consejo de administración para llevar a cabo un aumento de capital en una o varias veces y en cualquier momento, en el plazo de tres años, con una cuantía máxima de 4.335 millones de euros.

GERMÁN DE LA FUENTE, NUEVO CONSEJERO

Igualmente, la junta ha aprobado el nombramiento como nuevo consejero independiente de Germán de la Fuente, quien se incorporará al órgano tras obtenerse todas las autorizaciones regulatorias.

Germán de la Fuente cuenta con experiencia en el sector de la auditoría. Ha desarrollado su carrera profesional en Deloitte, donde ha sido socio director de Audit & Assurance en España desde 2007 y presidente y consejero delegado de Deloitte desde 2017 hasta febrero de 2022. También fue miembro del consejo de administración global de la compañía de 2012 a 2016 y del comité global de servicios de auditoría y riesgos hasta junio de 2021.

De la Fuente sustituye a Álvaro de Souza, que ha sido consejero desde 2018 y fue presidente no ejecutivo de Santander Brasil de 2017 a 2021.

También se ha dado el visto bueno a la reeleción de Henrique de Castro y Belén Romana como consejeros independientes, José Antonio Álvarez como consejero ejecutivo, y Luis Isasi y Sergio Rial como consejeros externos, así como la política de remuneraciones del consejo para 2022, 2023 y 2024.

En este sentido, se ha aprobado fijar en seis millones de euros el importe máximo de retribución fija al conjunto de los consejeros.

Otros acuerdos que se han aprobado en la junta son la reelección de PwC como auditor de las cuentas del grupo bancario o la reducción del tiempo de intervención de los accionistas, de cinco a tres minutos.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.