La mayoría de los agentes turísticos espera que la recuperación se dé en el segundo semestre del año

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

La mayor parte de los agentes turísticos espera que la recuperación del sector se produzca a partir del segundo semestre de este año, según un estudio realizado por la Mesa del Turismo y ObservaTUR entre los componentes de la primera entidad.

Así, según los propios agentes, tras dos ejercicios con caídas pronunciadas de la actividad, que en promedio se sitúan en torno al 70% en el año 2020 y rozan el 50% de disminución en 2021, esperan que la actividad se recupere a partir de junio de 2022.

La Mesa del Turismo de España y el Observatorio Nacional del Turismo Emisor, ObservaTUR, han presentado este jueves el estudio ‘El futuro que viene en un presente incierto. El turismo en la nueva realidad: hablan sus protagonistas’, el primer proyecto conjunto que elaboran ambas instituciones para tratar de conocer la situación actual del ecosistema del turismo y los viajes tras la crisis derivada de la pandemia.

En el informe han intervenido más de una veintena de líderes de opinión, todos ellos empresarios y profesionales de prestigio miembros de la Mesa del Turismo y en algunos casos también de ObservaTUR, quienes han compartido su conocimiento y reflexiones.

No obstante, para alcanzar esa reactivación a finales de año, es necesario restablecer la plena movilidad, superando la barrera de las restricciones. Asimismo reclaman la existencia de un marco único de control, con directrices comunes y requerimientos estandarizados.

Los integrantes de la Mesa del Turismo creen igualmente que los Fondos Next Generation pueden ser una gran oportunidad para el sector, aunque solicitan la participación activa de los distintos ámbitos turísticos antes de definir las políticas o distribuir las ayudas, para que se articulen debidamente y se empleen de manera eficiente, pues expresan su temor a que no lleguen al conjunto de la industria.

Instan a llevar a cabo, además, una gran campaña de promoción y comunicación, que transmita confianza y refuerce que España es un país confiable y seguro. Porque sostienen que las personas están deseando volver a viajar de nuevo y consideran que la imagen de marca de España no se ha visto afectada por la crisis del coronavirus.

Afirman también, desde su óptica multisectorial, que la situación generada por la crisis provocada por el coronavirus ha conllevado cambios importantes en la industria del turismo y los viajes. Los más destacados son que la experiencia de cliente de los viajeros ya se está viendo alterada por las restricciones, y que viajar ahora se ha vuelto mucho “más complicado y complejo”.

En este sentido, entienden que han surgido nuevos hábitos en el comportamiento de los viajeros, si bien desconocen si perdurarán en el tiempo. Así, en la nueva realidad, los viajeros son mucho más exigentes y previsores, y demandan seguridad, flexibilidad y una mayor personalización. Mantienen su deseo de buscar los mejores precios y tarifas, aunque ahora retrasan sus reservas al último minuto.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.