Los tipos de interés de préstamos personales son más elevados en España que en países del entorno, según BdE

En un 23% de los hogares españoles con deudas pendientes la persona de referencia es inactiva o desempleada

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

El Banco de España ha constatado que los tipos de interés de los nuevos préstamos para finalidades distintas de la compra de vivienda son, en general, más elevados en España que en los de los países del entorno.

En un informe publicado este jueves, el Banco de España señala que el hecho de que los tipos de interés sean elevados puede deberse a que los hogares españoles que acceden a esta modalidad de crédito presentan un perfil «arriesgado» en términos comparativos y también puede obedecer a que las entidades financieras españolas aplican tipos de interés distintos a hogares con las mismas características.

El organismo ha observado que en un 23% de los hogares españoles con deudas pendientes la persona de referencia es inactiva o desempleada, un porcentaje al menos 6 puntos porcentuales superior al del resto de los países considerados.

No obstante, estas diferencias en el estado laboral de la persona de referencia, así como otras asociadas al nivel de activos, explican una parte «reducida» de la brecha entre los tipos de interés pagados por los hogares españoles y los pagados por los hogares franceses, por ejemplo. Por lo tanto, el diferencial en el tipo de interés se debe a que las entidades financieras españolas aplican tipos de interés más elevados a hogares similares.

El Banco de España ha señalado que los tipos de interés de los nuevos préstamos para finalidades distintas de la compra de vivienda se situaban en julio de 2020 en el 8%, un nivel «relativamente elevado» en comparación con el de los países del entorno.

Con datos de 2014, el tipo de interés que pagaban los hogares españoles por sus préstamos personales pendientes (es decir, no solo las nuevas operacione) se situaba en torno al 6,5%, un tipo más elevado que el de los préstamos contraídos por los hogares alemanes, franceses o italianos (inferiores al 5,6%), y solo se sitúa por debajo del 7,4% pagado por los hogares portugueses.

Estas diferencias pueden deberse a que las características de los endeudados sean distintas o a que las familias españolas paguen tipos de interés superiores a los que pagan otras similares en el resto de los países (por motivos regulatorios, por distinto grado de competencia o por otros factores).

La información de la ‘Encuesta sobre la Situación Financiera y el Consumo de los Hogares del Eurosistema’, que recoge información de la riqueza, las deudas y las rentas de los hogares en cada país del Eurosistema, muestra que los endeudados españoles tienen menos activos y una mayor probabilidad de estar desempleados que los del resto de los países considerados.

Sin embargo, el Banco de España insiste en que las diferencias en estas características de los endeudados solo explican una «parte reducida» del diferencial entre los tipos de interés de los préstamos personales españoles y los del resto de los países. Por tanto, la mayor parte del diferencial se debe a que las entidades financieras españolas valoran las características de los hogares de forma diferente.

De acuerdo con el informe, una posible razón de los mayores tipos de interés en España es que, incluso cuando se comparan individuos empleados con características similares, el riesgo de perder el empleo es mayor en el caso de los hogares españoles que en el de los hogares alemanes y franceses, y, para un mismo nivel de renta, esta es más inestable que la de los hogares alemanes.

Por otra parte, se observa que los hogares españoles endeudados que pagan tipos de interés más elevados tienen también una mayor probabilidad de experimentar retrasos en los pagos de deuda y caídas de renta en el futuro. «Por lo tanto, en España los tipos de interés elevados recogen esta mayor inestabilidad de las rentas futuras», ha destacado el Banco de España.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

top stories.