Mastercard lanza un sello de certificación para identificar y elegir tarjetas sostenibles

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

Mastercard ha lanzado un nuevo sello de certificación que ayudará a los consumidores a identificar tarjetas sostenibles fabricadas a partir de plásticos reciclables, de orígenes biológicos, libres de cloro y biodegradables. Según un estudio reciente de la compañía, seis de cada diez consumidores, un 58%, son más conscientes de su impacto en el medioambiente y el 85% está dispuesto a tomar medidas de forma individual para mitigarlo.

Esta insignia, fácil de identificar en la tarjeta, servirá también como recordatorio de los compromisos asumidos por Mastercard en pro de la sostenibilidad. La compañía cuenta con un directorio de materiales sostenibles, creado en el año 2020, que pretende ayudar a los emisores a ofrecer tarjetas más ecológicas a los consumidores. Ya son más de 100 las entidades financieras, entre ellas el Banco Santander y Starling Bank, que ofrecen programas de tarjetas sostenibles de Mastercard en más de 30 países.

Producir tarjetas hechas con materiales más sostenibles es un paso importante. Para ampliar el impacto de estos esfuerzos, Mastercard y Giesecke+Devrient (G+D) han desarrollado un nuevo programa que ayuda a los titulares a reciclar fácilmente sus tarjetas.

PROGRAMA DE CERTIFICACIÓN Y RECICLAJE

Las tarjetas que lleven el distintivo de tarjeta sostenible serán verificadas por un programa de certificación independiente, el primero de esta clase, que evaluará las declaraciones de sostenibilidad.

Utilizando las referencias actuales del sector, se certificarán las tarjetas que reduzcan significativamente el consumo de energía, el consumo de materiales, la huella de carbono y los residuos. Cada año, estas referencias mejorarán a medida que mejoren los niveles generales de sostenibilidad, para seguir contribuyendo a una mejor gestión medioambiental.

Mastercard y G+D ofrecerán toda una serie de herramientas de soluciones de reciclaje que podrán optimizarse para las necesidades específicas del emisor, del mercado y del material. Esta idea está basada en la razón de ser de la Asociación de Pagos Más Ecológicos (GPP), creada en 2018, para reducir el plástico PVC de primer uso en la fabricación de tarjetas.

Con la creciente preocupación de los consumidores por el medio ambiente, Mastercard sigue desarrollando productos y programas para ayudar al futuro del planeta, apoyando una economía digital inclusiva y sostenible.

En 2020, Mastercard creó la coalición ‘Priceless Planet’, que une los esfuerzos de comerciantes, bancos, ciudades y consumidores para restaurar 100 millones de árboles y ayudar a combatir el cambio climático.

La compañía también ha lanzado su propia calculadora de carbono en colaboración con la fintech sueca Doconomy, una herramienta que permite a los bancos dotar a los consumidores de datos y conocimientos sobre el impacto del carbono y ofrecerles formas de contribuir a la reforestación.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.