Santander Consumer Financer duplicó su beneficio en 2021, hasta los 1.490 millones

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

Santander Consumer Finance duplicó su beneficio atribuido en 2021, hasta los 1.490 millones de euros, frente a los 727 millones que obtuvo en 2020, según el informe consolidado de resultados que el negocio de financiación al consumo del Grupo Santander ha remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Además, indica que pese a los cierres que se han registrado en varios países en algunos meses del año pasado, el beneficio neto se elevó un 5,7% por encima del registrado en 2019, año anterior a la pandemia de Covid-19.

El margen de intereses mejoró un 2,2% respecto al año anterior, hasta los 3.557 millones de euros, mientras que la posición de liquidez se “mantuvo sólida en todo momento”, sin generarse tensiones adicionales de liquidez, gracias a la evolución de los depósitos y a las disposiciones de líneas mayoristas, según señala la entidad.

La filial alcanzó unos ingresos a través de comisiones netas de 761,4 millones de euros, un 7% más respecto al año anterior, como consecuencia del incremento de nuevo negocio en un 11,2%, al tiempo que los otros resultados de explotación aumentaron en 47,5 millones, hasta los 58 millones de euros, gracias a los mejores resultados obtenidos en la actividad de ‘leasing’ operativo.

En esta línea, Santander Consumer Finance incluye también el pago del Fondo Único de Resolución (FUR), que aumentó respecto al año anterior en 8,2 millones de euros.

Los costes de explotación se situaron en 1.855 millones de euros, un 2,4% superiores que en el año 2020, como consecuencia de las nuevas incorporaciones de negocios al perímetro de SCF (principalmente Allane, Timfin, HCBE Italia…), cuyos gastos han sido prácticamente absorbidos por los planes de eficiencia y medidas adicionales de ahorro adoptadas desde el inicio de la pandemia.

De esta forma, el ratio de eficiencia se sitúa en el 41,8% al cierre del año, mejor que el 42,4% registrado en 2020, con una “buena evolución” generalizada por países.

Respecto a las dotaciones por insolvencias, han sido un 40% inferior al mismo periodo del año anterior, gracias al “excelente” comportamiento de la cartera. En el primer semestre del año anterior se realizó un ajuste cualitativo a los modelos de pérdida esperada, que incorporaron información que reflejaba el entorno macroeconómico prospectivo.

La calidad crediticia mantiene su buena evolución, con un coste del crédito del 0,50% (-35 puntos básicos interanual) y una ratio de mora del 2,06% (-1 puntos básicos).

LIGERO AUMENTO DE LA TASA DE MORA

En este sentido, Santander Consumer Finance destaca que la ratio de morosidad ha mostrado una tendencia a la baja durante los últimos años, siendo el dato más bajo el de diciembre de 2019. Además, señala que, a pesar de la incertidumbre e inestabilidad que ha generado la situación de la Covid-19, “se ha logrado mantener unos ratios de Stage 3 estables”, del 2,06% en diciembre 2021 y del 2,04% en diciembre de 2020.

La entidad señala que el ligero aumento de la tasa de mora a finales de 2021 se produjo en la mayoría de países de Santander Consumer Finance y principalmente en las carteras de vehículos usados, durables y tarjetas de crédito.

ESTRATEGIA PARA 2022

Para 2022, la entidad especializada en financiación al consumo de Santander prevé seguir mejorando el rendimiento operativo, optimizando la asignación de capital a las regiones y negocios que generan los mayores beneficios y acelerando la transformación del grupo mediante una mayor digitalización.

Así, para el negocio de auto, Santander Consumer Finance buscará consolidar su posición en el sector, fortaleciendo sus servicios de ‘leasing’ y de suscripción en todos los países en los que opera, a la vez que optimiza el consumo de capital y se expande a nuevos mercados. También buscará desarrollar los canales de venta ‘online’

En financiación al consumo, su prioridad es “ganar liderazgo” creciendo en e-commerce, checkout lending y desarrollando iniciativas como ‘Comprar ahora, pagar más tarde’ (BNPL, por sus siglas en inglés) 2.0 en Europa. En ‘retail’, buscará potenciar la actividad de banca digital.

REDUCCIÓN DE COSTES

Además, Santander Consumer Finance continuará con sus planes de reducción de costes y simplificación del negocio para mejorar su eficiencia, apostando por la digitalización.

Asimismo, indica que en 2022 pondrá en marcha un “gran proyecto de transformación global” que tendrá por objetivo redefinir por completo la plataforma de los negocios de auto, consumo y minorista para aumentar su base de clientes digitales.

Por último, prevé ejecutar las operaciones estratégicas iniciadas en 2021, entre ellas, el acuerdo con Stellantis en auto, y el negocio BNPL en no auto.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.